Recuerdo con nostalgia cómo una de las preguntas que me hicieron en el examen de lesbiana fue “¿Quién es Ruby Rose? Desarrolla”. Icono para las mujeres lesbianas y bisexuales desde tiempos inmemoriales (de hecho, no sabría decir desde cuando), su aparición en la serie de Netflix Orange is the new black, ha disparado su popularidad de manera desorbitada, y no es raro verla ahora en programas y películas, como la pendiente de estreno en nuestro país Pitch perfect 3, que llegará a nuestras pantallas el 29 de diciembre. Le han preguntado a la australiana cuales son las famosas que le gustan, y oye, tiene buen gusto.

Gigi y Bella Hadid son tan estúpidamente bellas y tan estúpidamente agradables

En una entrevista con la revista SELF, Rose contó que “cuando era muy joven, mi propia comprensión era que tenías que ser un niño o una niña, y no sentía que encajara en el molde de una niña”. Esto lo achacaba a que le gustaban celebridades como Annie Lennox, David Bowie, Prince y Madonna, que le ayudaron a comprender que la expresión de género es algo verdaderamente abierto, y para nada encorsetado.

Vía: Pink news