La tenista Alison Van Uytvanck, número 50 del mundo y cuarto finalista del Roland Garros en 2016, ha salido del armario con 23 años en un programa de la televisión Belga. Además comparte afición y algo más (guiño, guiño, codazo, codazo) con la también tenista Greet Minnen, aunque esta todavía no ha llegado al ranking 1000 de la WTA.

2 years in love with you❤️ @alison_van_uytvanck #loveofmylife #manymoretocome

A post shared by Greet (@greetjeminnen) on

pronto NOS IREMOS A VIVIR JUNTAS. Nos sentimos súper felices juntAs y eso es lo que mostraremos al mundo. Nadie tiene que justificar por qué somos lesbianas o gays, no es una enfermedad. Somos muy abiertas acerca de nuestra relación y mis padres están orgullosos de ello.

Esta es una de las afirmaciones que la tenista contó en plena audiencia televisiva. También explicó los diferentes acosos y prejuicios con los que ha tenido que lidiar por ser lesbiana. No se puede permitir que intimiden a los niños por su sexualidad. Ahora, gracias al éxito deportivo, puede enfrentarse a aquellos que le hicieron la vida tan difícil y hacerles entender todo el dolor que ha tenido que atravesar.

Si tenéis facilidad con los idiomas y os interesa un poco más su vida, posteamos la entrevista: Sporza , a partir del minuto 27.

Vía: Tenisworldusa.org

Si te gusta lo que has leído, puedes ayudarnos en Ko-fi o Patreon. Te estaremos infinitamente agradecidas.