Tiendo a pensar que, ya que no soy un robot, tengo cierta empatía y puedo ponerme en la piel de los demás. Pero en realidad es mentira, porque hay ciertas cosas que no entiendo, no puedo comprender, y me cuesta muchísimo esfuerzo hacerlo. Una de ellas tiene que ver directamente con esta noticia, y con cómo hay personas que creen que los que son diferentes a ellos no importan, y no merecen la misma atención y/o cuidados que ellos.

El departamento de salud de EEUU ha borrado toda la información relativa a mujeres LGBT de su web. Así que eso puede significar dos cosas: o bien ya no padecemos enfermedades (#no), o que la salud de estas personas no merecen la misma atención que el resto de ciudadanos. Las mujeres lesbianas y bisexuales tenemos problemas específicos de salud, como las tienen otros grupos de población como los ancianos o los niños, y negar esto es muy, muy peligroso.

Esto ha sido desvelado por la página web Politico, que aprovecho para recomendar a todas aquellas que tengan interés en la política estadounidense, sobre todo ahora que es un circo de tres pistas con un payaso con una pistola en el centro. A dicho website, el departamento de salud, equivalente a nuestro Ministerio de salud, le contó que la información no estaba disponible debido a una “actualización rutinaria”. Pero como en internet todo se sabe, al parecer fue borrada en septiembre, y el Twitter oficial relativo a la salud de la mujer no ha puesto nada relativo a lesbianas y bisexuales desde 2016.

Una de las primeras acciones que la administración Trump hizo al llegar al poder fue borrar de la página web del gobierno todo lo relativo a a derechos LGBT. Siguió con el cambio climático, porque ya sabéis que el presidente cree que no existe “porque hace mucho frío”. Ahora se han dado cuenta de esto. A saber qué será lo siguiente.

La política es importante, porque lo que deciden los políticos afecta directamente a las vidas de las personas. Hace un tiempo estuve en una conferencia donde una de las ponentes contaba que estaba convencida de que Trump no haría nada contra los LGBT, no tomaría ninguna acción política, porque se había dado cuenta de que daban votos. No se trata de votos o no, se trata de que no creen que merezcamos nada especial, que nadie que no sea como ellos lo merece. Y no es ser especial, se trata de que no todos tenemos las mismas necesidades. En fin, veremos en qué acaba todo esto.

Vía: Mashable
Si te gusta lo que has leído, puedes ayudarnos en Ko-fi o Patreon. Te estaremos infinitamente agradecidas.