Cuando el pasado viernes Rita Ora lanzó el tema Girls, quizá no se hubiese imaginado el aluvión de críticas que iba a recibir por versos como «Sometimes, I just wanna kiss girls, girls, girls. Red wine, I just wanna kiss girls, girls, girls».

En People, la cantante y actriz explicaba que se había inspirado en Katy Perry y su I Kissed a Girlencendiendo a Hayley Kiyoko, que decía que «a veces algunas canciones contienen un mensaje que hace más daño que otra cosa a la comunidad LGBTQ», según recoge Jenesaispop.

Ante las críticas, Rita Ora ha hecho uso de su cuenta de Twitter, donde ha salido del armario y ha explicado que escribió Girls para «representar su propia verdad». He tenido relaciones románticas con mujeres y hombres a lo largo de mi vida y este es mi viaje personal», decía la actriz en un tuit que ya lleva más de tres mil retuits y 19.000 «likes».

Lamento si cómo me expresé en mi canción ha herido a alguien. Nunca causaría daño intencionadamente a otras personas LGBTQ+ ni a nadie. Mirando hacia el futuro, espero que continuar expresándome a través de mi arte empodere a mis fans para que se sientan tan orgullosos de ellos mismos como estoy aprendiendo a sentirme acerca de lo que soy. Siempre agradezco a mis fans por enseñarme a quererme sin importar nada. Me he esforzado por colaborar a la comunidad LGBTQ+ a lo largo de toda mi carrera y siempre será así.

Rita Ora zanja la polémica de escribir canciones sobre chicas que se besan, sin besar a chicas. Sí que las ha besado, y bueno, ya si a cada cuál le gusta la canción, es otra historia.