Día del Orgullo. Manena, usuaria de Twitter, decide felicitar a su hija y a su novia en su perfil de esta red social. Podríamos imaginar mil razones para esto, pero básicamente lo hace PORQUE LE APETECE.

Como en tantas ocasiones sucede, un señor viene a quejarse/darle consejos/dar su opinión en cosas que nadie le ha pedido. En este caso, al primer supuesto, y con una homofobia rampante. Ahí. A tope.

Os lo voy a traducir, porque está escrito regular:

«Qué asco… publiquen cuando sus hijos sean profesionales, o tengan algún triunfo laboral. Publicar estas cosas en redes sociales y sentirse orgullosos más parece un chiste , y de los malos»

Suponemos que Manena pensó en su casa: ¿Triunfo laboral? Te vas a cagar, PAYASO. Y le contestó lo siguiente:

Mi hija es psicóloga con un máster cursado en Madrid en psicología deportiva, su novia es comunicadora social con un máster en Marketing Deportivo obtenido en la U del Real Madrid, este momento están en Moscú trabajando y ud aquí valiendo mierda tras una máscara. Good night.

Pero Manena hizo una cosa muy guay, y es hundirlo más en la mierda. Ahí. Donde más duele.

Y como veo que te gusta el fútbol te dejo algo que seguro te va a encantar pero que ni en sueños podrás lograr. 

Maravilloso. MA-RA-VI-LLO-SO.

Vía: Twitter