Barbara Martinez, Hay una lesbiana en mi sopaProcuramos siempre estar atentas a todas las novedades del croquetomundo, pero estamos felices porque allí donde no llegamos, estáis vosotras para avisarnos, como nuestra lectora Lara, que nos ha dado el aviso de este video que viene directamente del Cono sur. Bárbara Martínez es una youtuber argentina que ha lanzado su primer single propio, Here to remind you, basado en su propia relación con otra chica, relación tóxica que la dejó muy tocada. Dentro video.

Here to remind you es un canto a que se puede salir de esa espiral de violencia, dando esperanza a todas aquellas personas que se ven incapaces de hacerlo. Si no estás familiarizada con la violencia intragénero, te recomiendo que leas este artículo de Paula Alcaide en el que aclara muchos de los mitos que giran alrededor de esta lacra que existe, y que no nos hace ningún favor a nadie el intentar negar o invisibilizar. Como bien se cuenta en el texto, los resultados de una encuesta realizada por COGAM son demoledores: un 30% de los participantes reconoce haber ejercido violencia sobre su pareja, y el 60% conoce a alguna persona que ha vivido en una relación violenta.

La violencia intragénero no solamente se manifiesta de una manera física, con golpes y agresiones, sino que tiene variantes muy específicas como la amenaza de sacar del armario a la pareja, o la autoculpa que sufre la víctima de ese maltrato, algo que puede achacarse a la propia orientación sexual, lo que refuerza la homo y lesbofobia interiorizada. Pero, además, jugamos con el componente en contra de la negación, sumado al desconocimiento, dentro de la propia comunidad.

Tenemos que tener claro que, aunque la pareja esté compuesta de dos hombres o dos mujeres, la violencia puede existir. No es algo que se reduzca a parejas de hombre y mujer, sino que gracias a las campañas de concienciación y a los medios, en este caso es más reconocible y visible. Como bien cuenta Paula Alcaide, «Durante mucho tiempo, la propia comunidad LGBT no ha querido poner el foco de atención en ello para no desviarse de la consecución de derechos». Ya es, pues, hora de afrontarlo.