Hace unos días conocíamos la noticia de que Wanuri Kahiu, directora de Rafiki, primera cinta keniata en contar una hsitoria de amor entre dos mujeres, había demandado al Kenya Film Classification Board (KFCB) y al Fiscal General de Kenia por no permitirle estrenarla en su país de origen, algo considerado requisito obligatorio para presentarla a los premios de la Academia en Estados Unidos, esto es, los Oscar. Pues bien, los tribunales de dicho país han permitido finalmente el estreno, y la proyección de Rafiki ha sido todo un éxito. 

230 espectadores se acercaron hasta el cine de Nairobi donde la película será proyectada únicamente durante siete días, mínimo exigido por la Academia, y sólo para adultos. La presentación del domingo ocurrió en un ambiente relajado y divertido en un país donde reina la homofobia. Cuando en la proyección de Rafiki salió en pantalla el logo de la Kenya Film Classification Board, la multitud lo abucheó y se rió de él. Chica, pequeñas victorias. Rafiki, de momento, es la única película que Kenia podría mandar a los Oscar. Veremos en qué queda. 

Vía: /