Ellen DeGeneres fue la primera persona verdaderamente famosa que se atrevió a salir del armario de manera pública y notoria. Fue en 1997, y dar este paso le supuso la cancelación de su serie, y que durante tres años nadie, y digo literalmente nadie, quisiera darle trabajo. Pero no sólo le afecto de este modo, sino que ahora la presentadora ha contado que recibió amenazas de muerte, y hasta un aviso de bomba en el estudio de la serie en la que trabajaba.

Cuando salí del armario tuve amenazas de muerte, y hubo una amenaza de bomba, pero calcularon mal el momento de la grabación. Ya habíamos terminado, gracias a Dios

Ya veis, da igual ser LGBT o no serlo. A los heterosexuales también las mandan bombas cuando dicen que son heterosexuales. ¿No? ¿No va así? Ah. Por otro lado, también ha hablado un poco de cómo se toma los insultos y el odio en las redes sociales.

Trato de no leer. Pero tengo que prestar atención un poco, porque quiero feedback. Cuando alguien te insulta en tu página de Twitter o Instagram te sientes como, ¿por qué me sigues si me odias? Y luego me di cuenta, bueno, simplemente lo hacen porque hay mucha ira en ellos. No lo entiendo, pero no me lo tomo de manera personal

Vía: The advocate