El director Paul Verhoeven, de 80 años, recientemente ha tenido un accidente por el cual ha tenido que someterse a una operación de cadera y actualmente se está recuperando en Los Ángeles. Como resultado de esta intervención, el lanzamiento de su nueva película, Benedetta, que estaba previsto para este mes de mayo próximo, se ha pospuesto por un año. La grabación de la historia sobre la conocida monja lesbiana en la Edad Media se ha completado, pero la postproducción se reanudará en junio, cuando Verhoeven pueda volver a trabajar.

En la Italia de la Contrarreforma, Benedetta Carlini legó a ser abadesa del Convento de la Madre de Dios en Pescia con tan sólo treinta años. Es entonces cuando comenzó a tener visiones sobrenaturales, que llegaron a oídos del Papa. Cuando éste inició una investigación, descubrió que Benedetta y Bartolomea, una monja del convento, eran amantes, y los momentos en que Benedetta experimentaba esas visiones místicas eran aquellos en que ellas dos estaban juntas.

Para Verhoeven, el drama es la segunda colaboración con SBS Productions, con la que anteriormente realizó el thriller Elle. Benedetta llega, además con polémica: Gerard Soeteman, guionista habitual de las películas dle director holandés, no está contento con el énfasis que el director pone en el aspecto sexual de la historia, por encima del político, así que su nombre no aparecerá en los créditos. Tenemos tantas ganas de esta película como PÁNICO REAL por la misma. No parece que vaya a haber muchas mujeres implicadas en la producción y, bueno, todas conocemos a Verhoeven y su gusto por lo érotico. A ver qué sale de aquí. 

Vía: c7nema