¡Hola, croquetillas! Hoy os contaré cómo me equivoqué mucho con una serie, por las circunstancias acumuladas del momento. Aunque pronto le haré justicia, porque se lo merece. Aunque este es el primer paso, decir públicamente que me equivoqué de pleno juzgando esta serie, Kashimashi. Que no tiene traducción, el sitio donde sucede todo es Kashima.

Yasuna, Hazumu y Tomari

Antes de hablar del argumento, que tiene tela [de ahí que lo incluya en bizarradas], quería comentar mi parte personal con la serie. Como nos gusta hacer a los humanos, prejuzgué este anime. Mi situación en ese momento podría ser un atenuante, pero ahora mismo me sabe mal haber metido la pata. Que diréis, qué tontería, el anime no se va a ofender. Pero te sientes tonta igualmente. Aunque también es cierto que al haberla visto ahora la he disfrutado muchísimo.

Esta serie es del 2006. Dicho así suena como dato irrelevante, o como mucho podréis pensar que la serie ya tiene sus añitos. ¿Qué más pasó en esa época? Bueno, sigo contando el contexto. Cuando sale esta serie, a mí me pasaron varias cosas. Fue cuando no quisieron ayudarme al pedir ayuda con Marimite. Además, salieron otras bazofias disfrazadas de shoujo ai que no lo eran.
En toda esta situación me dicen de hacer [que sé que participé, pero no me quise ver la serie] este anime. Dicen que es un tío al que rechaza la chica a la que se declara, y que por un accidente se convierte en chica y ya si tiene posibilidades con la que le ha rechazado. Vale, esto, más o menos, es así. Pero esto es explicación mala. Omite totalmente las circunstancias de Hazumu, el personaje al que cambian de sexo. Con lo cual, entre el cabreo personal que tenía yo y pensar que esto era así de cutre, me cerré en banda.

¿Cómo empieza realmente este anime? Hazumu, chico muy tierno y súper majo, se declara a Yasuna, la amiga que le gusta. Pero Yasuna, aunque le quiere y aprecia, no está por la labor. Hazumu, con el corazón roto, decide hacer una excursión a la montaña. Y ahí va el pobre chaval. Añado que desde el comienzo tiene la voz de Kana Ueda y mola mil esta mujer poniendo voz a un chico. Cuando llega a la cima, ¡sorpresa! Una nave de extraterrestres se le estampa. Claro, digamos que le destroza un poquito el cuerpo. Los alien, que son muy majos ellos, le recomponen el cuerpo, pero le convierten, sin poder remediarlo, en una mujer.

Al ver el accidente, van corriendo dos chicas. Yasuna y Tomari. Tomari es la amiga de la infancia de Hazumu, siempre le ha protegido. Claro, las chicas se sorprenden por el cambio de su amigo, ahora amiga.

Vale. Primera pregunta, ¿qué es Hazumu? Pues para mí es un personaje no binario, sin ninguna duda. Su personalidad es única y pronto se adapta a las nuevas circunstancias. Esto fue lo que te pueden explicar mal. Hazumu es Hazumu. Una persona en cuerpo de mujer. Sin más. Aunque al comienzo le cuesta adaptarse un poco, tanto a él como a su entorno [del que hablaré ahora], no le importará al final su nueva vida y sus nuevas circunstancias. Con esto, más que shoujo ai, es una serie de romances. Pero es una preciosidad de trama.

Como he dicho arriba, esto afecta también a su entorno. Primero, la sorpresa que se llevan. Luego, entender que Hazumu sigue siendo Hazumu. Por un lado tenemos a Yasuna, que primero le rechaza por ser un chico, pero luego sí querrá algo con su nueva amiga. Tomari, al comienzo es un poco perro de hortelano, que ni come ni deja comer. Le costará aceptarlo, pero sí ve a Hazumu como algo más que una amiga. Habrá un triángulo amoroso entre las tres.

Hazumu, Yasuna y Tomari

Además, están los padres, la profesora y los alien. Este grupo es muy de rifarles y no comprar ni una puñetera papeleta. Aportan mucho humor a la serie y te partes con sus chorradas.

También están dos amigos más. El mejor amigo de Hazumu, Asuta. Al comienzo quiere proteger a su amigo, luego tendrá sentimientos por Hazumu. Añade otro toque de humor. Lo cierto es que es muy buen tío y da que pensar ver cómo actúa con su amigo. Y la misteriosa Ayuki. Amiga que hará de conciencia de Tomari, bueno, hace de conciencia de todos. Está enamorada de alguien, pero prefiere no actuar y quedarse al margen.

Lo cierto es que todos los personajes son un encanto, cada uno a su manera. La trama es bonita, agradable y tiene muy buenos puntos. Además, el final incluye boda con dos novias. Son 12 capítulos más uno de propina, se ve en un momentito. A mí me duró menos de una semana porque me dejó enganchada. Y aunque hay triángulo amoroso, ni es tan absurdo como cierto triángulo que yo me sé [con una hipotenusa clara, Ayukawa, y dos catetos] ni tampoco es un drama de estos que te hacen sufrir.

Además, tiene muy buen reparto de seiyuus. No solo está Kana Ueda poniendo voz a Hazumu. Yukari Tamura pone voz a Tomari. Realmente me encanta oír a estas dos haciendo de croquetas, tienen mucho arte y encanto. También mencionaré que Daisuke Ono [mi infierno de mayordomo favorito] pone voz a Asuta, amigo de Hazumu. Yo destaco a estos tres actorazos, pero todos hacen un trabajo magnífico.

Por eso digo que me equivoqué con la serie. Hazumu es un personaje que es amor. Lo veo más no binario que chica. Y lo catalogo en bizarradas por la parte de los alien y cómo empieza todo. Pero os recuerdo que para mí las bizarradas son un punto, no es un insulto precisamente.

Y nada, esta es mi recomendación semanal. Yo estoy queriéndome quitar algunas otras series que tengo pendientes para poder hacer una versión en condiciones y con mucho cariño de este anime. Nos vemos la próxima semana para contaros que los deseos a veces sí se cumplen.

¡Gokigenyou!

Nanaho.