Steven Universe es, con diferencia, la serie para niños más adulta de la televisión. La historia plantea asuntos difíciles incluso para adultos con una facilidad desmesurada, para todos los públicos, y su universo al completo es fascinante. Su creadora, Rebecca Sugar, planteó la historia como algo natural para niños y adultos, en sus propias palabras «No puedes esperar a que los niños crezcan para que sepan que la gente queer existe. Hay una idea de que es algo que sólo se puede discutir con adultos, y está completamente mal. Si tu esperas para decirle a la juventud queer que importa cómo se sientan o incluso que son personas, va a ser tarde para eso». Ahora, Sugar ha dado una clave más sobre su propia historia en la serie, y ha contado que es una persona no binaria.

Una de las cosas que me parecen más importantes sobre el show es que las Gemas son todas mujeres no binarias. Soy muy específicas, y vienen de un mundo donde no tienen un marco de referencia. Se las lee como mujeres, lo que es muy importante. Estoy muy contenta porque siento que esto no se ha visto nunca.

Hago un show sobre un chico joven que está buscando a estos personajes leídos como mujeres, que parecen ser mujeres pero que son más representativas de las mujeres no binarias. Ellas no pensarían en sí mismas como mujeres, pero está bien si los humanos las interpretan de esa manera.

Yo también soy una mujer no binaria, así que ha sido realmente genial expresarme a través de estos personajes porque es mucho de lo que he sentido a lo largo de mi vida.

La serie, además, ha dado un paso de gigante en representación para los más pequeños de la casa al mostrar como lo hacen todo en la serie, de una manera orgánica, una boda entre dos mujeres (personas leídas como mujeres, I mean), convirtiéndose así en la primera serie animada en hacerlo.

Vía: Pink news