¡Hola, croquetillas! ¿Qué tal habéis pasado el día 8? ¿Bien? Espero que sí. Hoy quiero volver a hablar de una serie de la que ha hablé al comienzo de mis artículos. Además, es uno de los deseos de año nuevo que se han cumplido. Bueno, yo pedí que continuaran ciertas series y que hicieran más animes como Kobayashi-san Chi no Maid Dragon. Lo cierto es que no esperaba una continuación de la dragona y la informática asocial, porque el final del primer anime dejaba las cosas cerradas. Pero Arako-chan me dijo hace un tiempo que estaba anunciada la segunda temporada. Cuando dejé de dar saltitos de la alegría me puse a buscar información en anidb. ¿Lo malo? Aún no hay fecha, ni siquiera se sabe en qué año saldrá esto. ¿2019? ¿2020? A saber… Tampoco se sabe cuántos capítulos serán. Pero, oye, lo positivo, ¡habrá más!

Koba02, Hay una lesbiana en mi sopa

Bien, aunque ya hablé de esta serie, quiero poner en situación e intentar pensar por dónde pueden ir los tiros. Para mí, esta fue la mejor serie del 2017. Me pareció lo mejor que había visto en mucho tiempo. Una serie que con dragones y magia y tonterías varias era de lo más realista. Porque esta serie no va de dragones, sino que se usan a los dragones para demostrar que el ser humano a veces no sabe comunicarse. Pero, si lo intenta, hasta un humano puede ser amigo de un dragón que mataba humanos.

Resumen resumido con spoilers: Kobayashi, no sabemos su nombre, solo su apellido, informática asocial, solo tiene un amigo, Takiya. Tras un mal día en el trabajo, se emborracha, y acaba en la montaña dando un paseo por el pedo que se coge. Pero, en la montaña, hay una dragona herida por una espada que ha llegado ahí huyendo de los que la atacaban. Como Kobayashi no cree en nada espiritual, logra arrancar la espada a la dragona. Tras emborracharse las dos juntas, Kobayashi ofrece su casa a la dragona, Tohru, por lo que a la mañana siguiente Tohru decide irse a vivir con la simpática informática que le ha ofrecido hogar. Esto realmente lo sabemos en el capítulo 11, antes solo una versión resumida sin detalles. A partir de ahí aparecerán más dragones buscando a Tohru. Como Kanna, una niña pequeña que se quedará a vivir con las dos nuevas amigas.

Lo importante de todo esto es el cambio que producen esas relaciones entre personajes. Personalidades aparentemente opuestas que se terminan acostumbrando y varían ciertos detalles para agradar a la otra persona. Fuera coñas, aunque la serie tiene mucho humor, realmente hay que fijarse en los detalles del comportamiento de todos. Kobayashi cambia un montón, de ser una soltera asocial que vive sola en un piso canijo, la ves buscando un piso mayor para vivir con su nueva familia. O en el capítulo final extra que solo salió en los BDs, Kobayashi acepta los chocolates de San Valentín que le prepara Tohru, que aceptar esos chocolates es aceptar también los sentimientos de esa persona. Y Tohru sí tiene sentimientos por Kobayashi, desde el comienzo. Kobayashi en sí no rechaza del todo a la dragona, porque ahí la ves preocupándose por su compañera de piso, y poco a poco se deja querer por el desastre de dragón.

Koba01, Hay una lesbiana en mi sopa

Bueno, no ha sido tan resumido el resumen, pero es que con esta serie mi corazón se acelera. Puede parecer exagerado, pero lo considero una joya como pocas. El cómo plasma todas las situaciones, los personajes, es que clavaron muchos detalles. Como anécdota, en uno de los especiales de los BDs, el de detectives, vistieron a Kanna, la pequeñaja, de Poirot y es que le pusieron hasta el adorno de la chaqueta. Para mí esta serie es muy especial y le tengo mucho cariño, porque me parece absolutamente preciosa.

Con lo cual, ¿qué nos podemos esperar en la segunda temporada? Sinceramente, según acabaron las dos, que el mini especial del último disco fue que se casaban y lo de aceptar los chocolates de San Valentín, tendremos a una pareja consolidada. ¿Quiere decir esto que veremos algo subido de tono? Lo dudo, pero la gracia de la serie no está en eso. Si visteis la primera temporada, era más entre líneas que otra cosa, pero un entre líneas de lo más curioso. Ya os lo he dicho más veces, no me van las series con hormonas, prefiero una trama más trabajada. Aparte de que estas no serán explícitas, pero sus diálogos son oro puro.

Realmente espero con muchas ganas esta segunda temporada, qué personajes nuevos aparecerán, cómo seguirán evolucionando sus relaciones personales, no solo Kobayashi y Tohru, también Takiya y Fafnir tienen ahí su relación extraña. ¿Aprenderá Elma a programar en Java? ¿Seguirá Lucoa traumatizando a Shouta? Kanna me preocupa menos porque ya se ha acostumbrado a sus dos madres y es la que mejor lo lleva, aunque veremos si evoluciona su relación con Saikawa, la niña que está loca por ella. Pero sí que espero ver esa evolución entre Tohru y Kobayashi, me parecen una pareja estupenda.

Con lo cual, me toca estar muy atenta a anidb y otras noticias para ver cuándo sale esto. No creo que sea en este año, mi apuesta es para invierno del 2019-2020 y que será de nuevo otra serie corta de 13 capítulos aproximadamente. Vamos, esto es una estimación totalmente gratuita sin mucho fundamento, pero viendo cómo funcionan los calendarios de series supongo que irán por ahí los tiros.

¿Qué decís vosotras? ¿Tenéis más ganas de dragones adorables?

Nos vemos la semana que viene con un nuevo artículo, que aún tengo que decidir de qué hablaré [tengo dos opciones], pero aquí nos veremos fieles a la cita.

¡Gokigenyou!

Nanaho.