Se avecina BODORRIO, y no sabéis la ilusión que nos hace el hecho de que las que se van a casar sean Ali Krieger y Ashlyn Harris. Llevamos AÑOS esperando, y no, no es una exageración. Resulta que hace seis añitos, en esta maravillosa web que acababa de nacer, se le dedicó a la pareja un capítulo de la sección Amigas sin derecho a roce (pero que deberían tenerlo), porque YA LAS SHIPPEABAMOS A MUERTE, así que esto nos hace súper felices.

View this post on Instagram

Happy New Year!

A post shared by ashlynharris24 (@ashlynharris24) on

Ali (34 años) y Ashlyn (32 años) son jugadoras de fútbol de primer nivel, con multitud de participaciones en la selección nacional de EEUU (USNWT), siendo campeonas del mundo y olímpicas varias veces. La pareja, que hasta ahora nunca había hecho referencia a su vida sentimental, ha concedido una entrevista a People en la que han anunciado tanto su relación como su futuro compromiso.

Via: People

Ashlyn cuenta en ella que se conocieron en el año 2010 en la selección, y que tuvieron una conexión instantánea, haciéndose muy buenas amigas. ‘Siempre nos sentábamos al lado de la otra en el bus y en los vuelos, y siempre hablábamos de nuestros sueños y esperanzas y de lo que queríamos hacer con nuestra vida cuando creciéramos. Porque en aquel momento eramos niñas’.

View this post on Instagram

🌎🙃

A post shared by ashlynharris24 (@ashlynharris24) on

Al parecer, la razón por la que no habían hecho pública su relación era el miedo a que eso atrajera más atención de la necesaria, desestabilizando a la selección, a las compañeras, a sí mismas, y ahora al equipo que comparten, el Orlando Pride. Pero esta situación no ha impedido que durante todos estos años los fans hayan sospechado y hablado sobre ello, creando contenido bajo el shipname Krashlyn.

(Tampoco eran ellas lo más sutil ever, os digo.)

Ali habla también de por que lo han hecho público ahora: ‘Pensamos que ahora era el momento perfecto… y siento que se ha ido un peso enorme de mis hombros. Por fin, después de todos estos años, siento que no tengo nada que ocultar, o que no siento que no este a la altura de la comunidad a la que pertenezco’.

La pareja, por fin out and proud, se casará en Florida a finales de este año, 2019. Esperamos ver muchas fotos y que se nos caiga la baba viéndoles felices.