Jaque mate, homófobos. Resulta que los robots también se quieren y las dos más famosas de la tecnología actual han vivido una historia de amor que ni en Her. ¿Y dónde se casan las hijas lesbianas de Apple y Amazon? En el campo no va a ser, eso seguro. Siri y Alexa se casaron el pasado 12 de abril en un vídeo que muestra la elegante ciudad de Viena, Austria. En concreto, en el castillo de Belvedere, que es esta maravilla:

¿Y quién ha pagado el bodorrio? El Viena Tourist Board, con el objetivo de promocionar el EuroPride de Junio en la ciudad austríaca. Será el primer orgullo LGTB en el país desde que legalizara el matrimonio entre parejas del mismo sexo el pasado enero. Poco a poco, Europa también se mueve hacia el futuro.

Pero no, no penséis que aquí se acaba la fantasía: la encargada de oficiar la ceremonia ha sido la drag queen austríaca Holger Thor. Porque si un evento como una boda entre Siri y Alexa, robots homosexuales, ya de por sí es maravilloso, ¿por qué parar ahí?

Los votos de las protagonistas han servido para reivindicar la importancia de la igualdad para el colectivo LGBT. “Muchos creen que esto no debe ser así, pero los tiempos han cambiado. Aquí en Viena, somos libres de querer. Así que, si quieres ser mi esposa, sólo tienes que decirlo. Hey, Siri, llámame esposa.”