¡Gokigenyou, croquetillas! Como todavía nos queda este fin de semana y septiembre antes de que empiece la nueva temporada de otoño, seguiré comentando series de las que todavía no hablé. Que, aunque no sean nuevas, algunas como la de esta semana, las he descubierto hace poco. Esta serie me la pidieron hacer en Bara, no la conocía, la terminé de ver hace pocos días y me ha gustado bastante.

Se trata de Hinako Note, se traduciría por el cuaderno de Hinako. Está basada en un 4Koma, formato que no me suele gustar mucho por cómo llevan la narración de la trama, pero esta ha sido la excepción.

Hinako1, Hay una lesbiana en mi sopa
Hinako llegando a la residencia y conociendo a sus compañeras
De izquierda a derecha: Mayu, Chiaki, Hinako y Kuu

Hinako vive en un pueblo muy pueblo. Es muy tímida, demasiado, rozando lo absurdo. Con los animales se comunica bien, pero con las personas no puede. Le entra pánico y se convierte en espantapájaros. Básicamente estira los brazos y se queda quietecita. Todo muy normal, vaya. Hinako se mudará a la ciudad para ir a un instituto que tiene grupo de teatro. Pero recordemos su timidez, ¿cómo va a actuar delante de la gente si le cuesta hasta saludar? Todo cambia al llegar a los dormitorios. Aparte de conocer a sus futuras amigas, la norma de los dormitorios es que deben trabajar en la librería de segunda mano asociada o en la cafetería. Hinako terminará ayudando en los dos sitios, según dónde la necesiten.

Primero está Kuu-chan, encargada de la librería. Tiene tal apetito que a veces se come los libros que debe vender. Realmente es mi favorita, tiene muy buenas intenciones y sus locuras son muy curiosas. Aparte, muy fan de sus pijamas de animalitos. Que no es que tengan dibujos de animales, es que son disfraces.

Hinako2, Hay una lesbiana en mi sopa
La noche que pasan ensayando y están todas en pijama… Kuu-chan vestida de conejo
Es que hay que ser fan de esa loca
Por supuesto, Mayu-chan de doncella, como siempre

En la cafetería está Mayu-chan. Es muy tímida, no al nivel de Hinako, no quiere participar en obras de teatro porque le da vergüenza, pero disfruta vistiéndose de doncella. En la cafetería viste de doncella todo el rato. Tiene sentimientos muy evidentes por la casera.

La casera dueña del edificio, Chiaki. Responsable de la residencia, aunque está en el último año del instituto. Tiene locas a todas. Pero a todas, tiene un imán para las chicas. Aparte de llevar la mini residencia, la librería y la cafetería, es la presidenta del club de teatro.

Las cuatro vivirán juntas en plan familia rara. Se cuidarán entre ellas, muy fan del capítulo donde Hinako pilla un resfriado y el resto se dedica a cuidarla. Pero quedan dos personajes más que comentar, fuera de la residencia.

Primero, Yua-chan. Está enamoradísima de Chiaki, es una fan girl total. Cuando aparezca Hinako tendrá muchos celos de ella y se pondrá en modo competitivo. Hinako no lo entenderá, porque ella no ha hecho nada, terminarán siendo buenas amigas [también se preocupará mucho de Hinako cuando pilla el resfriado]. Aunque al principio puede caer mal, no tiene malas intenciones, es que no lleva muy bien que otras se acerquen a su amada Chiaki.

Y aunque no es personaje principal del todo, sale mucho, la profesora responsable del club de teatro, Ruri. Aunque es profesora y adulta… No lo parece. Es muy bajita y a veces la confunden con una niña u otra alumna. Realmente con su grupo de teatro es una más. Será la que vea el potencial de Hinako para el teatro.

La trama de la serie es bastante slice of life, ir viendo el día a día del grupo, su convivencia, su trato, las pequeñas cosas que pasan y cómo evolucionan como tropa. Tiene un fuerte componente shoujo ai aunque es tipo moderado o leve. Que puede resultar contradictorio lo que acabo de decir, que sea fuerte y leve a la vez. Me refiero a que sin ser algo muy explícito, no hay besos, no hay un romance como trama, todas las chicas son muy bolleras. Mayu y Yua demuestran constantemente sus sentimientos por Chiaki. Kuu tiene cierta debilidad por Hinako, porque si no yo no me explico lo que hace muchas veces por su amiga. Aunque quizás solo sea que le importa como amiga, pero da igual porque es muy divertido verlas.

Además, es una serie cortita de 12 capítulos que te la ves en nada y como tiene una trama tan ligera se disfruta bastante. Para mi gusto tiene un componente extra que es que las seiyuus son las que cantan los temas de la serie. Y el opening se pega, es un trabalenguas maravilloso.

El opening que se termina pegando

Otro punto a favor es que según varía el tono de humor de la serie cambia el dibujo a una versión más chibi para aumentar esa parodia que puedan hacer, no es un cambio exagerado y ayuda con ese momento de humor. Normalmente en cada situación normal y típica siempre le sacan punta con alguna tontería y termina siendo una situación de humor.

Hinako4, Hay una lesbiana en mi sopa

Y hasta aquí la opinión/recomendación semanal. Como dije la semana pasada, borraré cualquier gilipollez de comentario, no tenéis derecho a corregir una opinión, podréis dar la vuestra, por supuesto, pero no corregirme. Esta semana no me limitaré a editar el comentario, irá directo al spam. Para cualquier queja podéis escribirme un mail.

¡Gokigenyou!