Sila es uno de mis succionadores favoritos, y ya hablé de él hace un tiempo. Muestra de ello es que está en mi mesilla de noche, en el cajón de mis favoritos. Imagínate si, además, LELO lo mejora con una tecnología patentada: Cruise Control.

IMG 5442, Hay una lesbiana en mi sopa

Este juguete funciona con ondas de sonido, que provocan una estimulación suave en el clítoris (o en la zona que tú quieras). Aun así, nunca llega a haber contacto con la piel, es el juego de aire lo que sentimos.

Como ves, Sila Cruise es un círculo casi perfecto y ergonómico, adornado por esa boquilla gruesa. Eso significa que estimula una zona más amplia (abarca más terminaciones nerviosas) que un succionador de boquilla más pequeña. Además, no todas las personas tenemos el clítoris igual y un mayor tamaño acaba siendo más cubriente. A mi modo de ver, esta boquilla grande es lo mejor del juguete, porque rodea bien el clítoris y hace que la estimulación sea más profunda.

IMG 5444, Hay una lesbiana en mi sopa

Pero de su diseño ya te hablé en la review del primer Sila. Lo que hace especial a Sila Cruise es la tecnología Cruise Control, que consiste en pulsaciones constantes incluso con presión. Normalmente, cuando acercamos más un juguete al cuerpo, suele detenerse. Sila Cruise, en cambio, reserva un 20 % de la potencia para cuando eso sucede y sigue estimulando para no perder intensidad.

De la misma forma que no hay una sola manera de masturbarse y la mejor es la que te funcione a ti, también es posible usar los juguetes eróticos de muchas maneras. A mí me gusta apretar el estimulador y sentir el contacto más firme cuando estoy cerca del orgasmo. Para ello, juguetes con la tecnología Cruise Control son los más acertados.

IMG 5443, Hay una lesbiana en mi sopa

También sucede con las prácticas sexuales: aunque los succionadores se conocen por su gran labor masturbatoria, se pueden usar en pareja igualmente. Basta con ponerle un poco de creatividad. Por ejemplo, Sila Cruise puede ser perfecto para ayudar en un masaje erótico de cuerpo entero o estimular los pezones

A todo esto, tiene 8 modos para que encuentres el que mejor se adapta a tu placer y funciona con la interfaz Insignia de tres botones, que te será familiar si tienes otro LELO.

IMG 5445, Hay una lesbiana en mi sopa

A pesar de que usa ondas sónicas, eso no afecta al ruido. Es un juguete silencioso, no pasa de los 60 Hz (que es la cifra más baja de ruido que hacen mis juguetes favoritos). 

Sila Cruise está fabricado en silicona biocompatible y tiene los detalles metalizados. Está disponible en tres colores: rosa, lila pastel y turquesa. Por supuesto, es totalmente sumergible y funciona con batería. Bastan un par de horas de carga para otras dos de juego.

Como todos los productos de la marca, el estimulador viene en un packaging cuidadísimo y muy elegante. Siempre digo que los LELO son ideales para un regalo porque llevan su caja negra con una ventanita para ver el juguete, van bien colocados en el interior e incluyen una bolsita de tela, un lubricante monodosis y la tarjeta con la garantía.

IMG 5448, Hay una lesbiana en mi sopa

Con respecto al precio, es importante recordar que hablamos de un producto de gama alta y, en estos casos, se trata de una inversión. Tras haber probado el juguete y, en concreto, esta versión mejorada con la tecnología Cruise Control, puedo decir que vale la pena. Además, en LELO están de rebajas y todavía sale mejor de precio.

En definitiva: Sila Cruise es perfecto para ti si buscas un juguete para usar con calma y que se adapte completamente a ti, en intensidad y en ergonomía. Tiene un diseño precioso, discreto y apunta maneras para convertirse en uno de tus favoritos.

Consigue tu Sila Cruise AQUÍ.