InicioActualidadAsí es el nuevo Satisfyer Pro 2 Connect (Generation 3)

Así es el nuevo Satisfyer Pro 2 Connect (Generation 3)

Publicado

Satisfyer debió de hacer las cosas muy bien para que, de pronto, todo el mundo hablara del mismo juguete erótico y se volviera tan popular. Revolucionó la vida sexual muchas personas que tal vez descubrieron cómo era un orgasmo o hasta qué punto podían experimentar con su placer.

De Alemania al cielo: a fecha de hoy, esta marca alemana está presente en las mesillas de noche de más de 25 millones de personas en más de 100 países y es la más galardonada por sus diseños. En los últimos años, Satisfyer ha seguido lanzando al mercado decenas de propuestas para todos los gustos, así que es difícil no dar con algo para cada une en su catálogo. Sin embargo, la novedad más esperada ha sido su clásico Satisfyer Pro, ahora reinventado en Satisfyer Pro 2 Generation 3.

El reto de la marca, en este caso, era mayúsculo: volver a conquistar los corazones (o, más bien, los clítoris) de les que vivimos la magia de nuestro primer Satisfyer. La estrategia ha sido la correcta, se ha mantenido la esencia de su primer estimulador y han subido el listón de lo que tenía margen de mejora.

De entrada, podrás ver que la forma es idéntica a la del Satisfyer original, una sola pieza recta con un extremo más salido donde se encuentra la boquilla. El mango es algo más ancho para mejorar la sujeción y, justo encima, se encuentra la interfaz de botones. Es, sin duda, un diseño cómodo y agradable al uso.

Una de las diferencias que podemos ver a simple vista con respecto a su antecesor es el color. Mientras que el clásico Satisfyer solo estaba disponible en aquel rosa dorado/cobre, el Pro 2 Generation 3 se puede encontrar en granate, morado y negro. Me gustan las tres opciones, pues son propuestas alejadas de los colores que solemos ver en juguetería erótica.

Otro de los aspectos que llaman la atención frente a la versión anterior es el acabado. Mientras que el primero tenía un acabado de plástico, el Pro 2 Generation 3 es todo de silicona. Es mucho más suave y más agradable al tacto, al de la mano y al de otras zonas del cuerpo, y también más higiénico y sencillo de limpiar.

Lo que no cambia: la boquilla. Tiene los bordes ligeramente redondeados para que el contacto sea más gentil y tiene un tamaño medio, hay succionadores con boquillas más pequeñas y otros con boquillas más grandes. La gran sorpresa de esta versión es que, además de la boquilla que viene por defecto, incluye una segunda con tecnología Liquid Air.

Esta segunda boquilla es prácticamente igual a la original, pero tiene una membrana finísima, de forma que sí se crea contacto directo. La idea es que cree ondas intensas que imitan el agua en movimiento de manera discontinua. Es genial que podamos experimentar más allá del juguete y probar cuál es la estimulación que más nos gusta. Me ha parecido muy interesante la sensación de esta boquilla con membrana: crea unos toquecitos suaves que son superexcitantes.

En cuanto a lo que esconde, Satisfyer Pro 2 funciona con la tecnología Air Pulse que ya conocíamos. Otra novedad del Generation 3 es precisamente que incorpora vibración además de la succión, y lo hace con dos motores independientes y poco ruidosos. Eso significa que podemos utilizar solo la vibración, solo la succión o ambas al mismo tiempo. Desde luego, es una opción interesante que permite adaptar todavía más el juguete a nuestra forma favorita de sentir placer.

Hay 11 programas de succión y 12 de vibración, en los de succión se puede regular la intensidad con mucha precisión. Parte de un punto bajito que parece un leve aleteo hasta un contacto más fuerte y enérgico. Además, las intensidades cunden una barbaridad, yo me he quedado más o menos en la tercera. Todo esto se controla con una interfaz de 3 botones: uno pequeñito para activar y desactivar la vibración y cambiar de modo y una zona elíptica con los otros dos para activar, desactivar y cambiar el modo de la succión.

A mí, personalmente, la vibración no me ha aportado en exceso; he preferido mantener solo la succión porque, junto a la vibración, me producía una intensidad demasiado alta. La vibración por sí sola tampoco me ha encantado, ya que al llegar a través de la boquilla es casi un eco del motor y se siente de forma superficial. La clave, para mí, está en jugar con las diferentes combinaciones de estimulación y boquillas para encontrar nuestras preferencias. Al final, he descubierto que la boquilla con membrana junto a la succión me estimulaban de un modo mucho más agradable para mi clítoris.

Me gustaría añadir que, a menudo, juguetes diseñados de forma muy específica para el clítoris hacen que nos olvidemos de otras zonas que agradecen atención. Me ha parecido que este Satisfyer es ideal para estimular los pezones, incluso la entrada de la vulva, ya que allí también hay muchas terminaciones nerviosas que responden a los aleteos de la boquilla. Como siempre, el límite lo pones tú.

En cuanto a su uso en solitario o en pareja, lo veo más adecuado para que disfrutemos a solas por las pocas posibilidades que da a una segunda persona. Sin embargo, siempre es excitante masturbarse en compañía o que te ayuden a hacerlo.

Las diferencias con su predecesor son evidentes, pero todavía hay algo más: la aplicación Satisfyer Connect. Verás que este juguete está disponible en dos versiones, con app y sin app, y yo te recomiendo que vayas a por la que incluye la app. Esta aplicación nos permite vincular el juguete y ofrece funcionalidades tan top como estas:

  • Control remoto: puedes controlar el juguete desde la aplicación en lugar de la interfaz. Con este juguete le veo poco juego, pero otros de Satisfyer pueden ser ideales.
  • Chat: puedes comunicarte con otras personas a través de la aplicación.
  • Más patrones: puedes encontrar cientos de patrones adicionales de estimulación y, además, crear el tuyo propio.
  • Playlist: puedes conseguir que el juguete succione/vibre al ritmo de tu canción favorita… o al ritmo del sonido ambiente.
  • Remotyca: audiorrelatos eróticos que se sincronizan con el juguete. Hasta ahora, hay 10 en español.
  • Meditación sensual: para que disfrutes de la masturbación slow de forma guiada junto al juguete. De momento los 5 programas solo están en inglés.

Otras funciones que me han encantado: la sincronización es sencillísima y rapidísima, puedes cambiarle el nombre al juguete en la app, te dice cuánta batería le queda o una opción boost para cuando estás cerca del orgasmo y quieres que funcione a tope.

Poder utilizar el juguete junto a Satisfyer Connect eleva la experiencia y ofrece muchísimas más posibilidades, casi infinitas, hasta personalizar al completo tu momento con el Pro 2.

Además, este juguete es sumergible (para que puedas usarlo en la ducha o en la bañera) y recargable (incluye cargador magnético), requiere unas 4 horas de carga para 1 hora de uso. El dispositivo parpadeará durante la carga y, cuando deje de hacerlo, está listo para volver a utilizarlo.

El precio de esta versión de Satisfyer no llega a las tres cifras, convirtiéndolo en una propuesta de calidad que es accesible. La diferencia con su versión anterior es poca, y todavía menos con la versión sin aplicación.

Con respecto al packaging, el juguete viene en un estuche de cartón donde va muy bien protegido. Incluye el manual de uso, el cargador y la segunda boquilla, pero echo en falta alguna bolsita para guardarlo y transportarlo.

En resumen: si fuiste de las personas que cayeron rendidas ante el Satisfyer, el Pro 2 Generation 3 es perfecto para ti. Tiene lo mejor del succionador clásico e incorpora mejoras, además de una app potentísima para que le saques todo el partido y vuelvas a sentir la magia que sentiste la primera vez.

Consigue tu Satisfyer Pro 2 Generation 3 Connect AQUÍ.

Últimos artículos

¿Y si estudio el Grado Medio de Técnico en Farmacia y Parafarmacia?

Se acerca el final de junio y, bien estás terminando 4º ESO o bien...

Cara Delevingne celebra su segundo aniversario junto a su novia, Minke

Good old times cuando Cara Delevingne nos daba salseíllos día sí, día también. Estaba...

‘La casa de las magnolias’, colocar las piezas en su sitio

La casa de las magnolias es la historia de Amelia, una joven descarada y...

Dot Travel, una escapada al centro de tu placer

En varias ocasiones te he hablado del gran viaje que tuve la suerte de...

‘Anatomía de Grey’ nos sigue dando la vida (y nos la sigue quitando)

Dice el tango que veinte años no son nada, pero en veinte temporadas a...

Pese a quien pese, la historia de ‘Sueños de Libertad’ es coherente

Hace unos días os contaba como lo que me estaba robando la vida, en...

Ay, #Mafin, qué me habéis hecho

Empezó sin hacer ruido y con un papelón, el de sustituir a Amar es...

Programa de ‘Cinema fuera de lugar’, programación LGBT de la MIFDB

Del 26 de mayo al 3 de julio en diferentes plazas de Barcelona  Con la...

Dakota Johnson sale del armario en su treintena en ‘Am I ok?’

Sinceramente, no dábamos ya un duro porque este proyecto se estrenara fuera de su...

Hablemos de salud íntima: la vaginosis bacteriana

Todas tenemos clara una cosa, y es que el placer sexual es algo importante...

Tenera 2, controla este succionador con tu móvil… o el de quien tú quieras

Los succionadores, en sí mismos, tienen algo de privado. Tal vez porque fueron los...

‘Las largas sombras’: todo lo que nos gusta (incluída Elena Anaya)

Una ya tiene una edad, y estos ojitos han visto muchas cosas. Muchas. Y,...

Eclipse, el kit para iniciarse en el BDSM

Este año hará una década que lo dejé todo para pasar unos meses en...

Sophia Bush sale del armario y habla sobre su relación con Ashlyn Harris en una emotiva carta

Era octubre de 2023 cuando contábamos las primeras pistas sobre la incipiente relación de...

Julianne Moore, con enaguas y a lo loco en ‘Mary & George’

Hay géneros que son, directamente, mi rollo. ¿Detective calmadito que revuelve un crimen solamente...

Más como este

Cara Delevingne celebra su segundo aniversario junto a su novia, Minke

Good old times cuando Cara Delevingne nos daba salseíllos día sí, día también. Estaba...

‘La casa de las magnolias’, colocar las piezas en su sitio

La casa de las magnolias es la historia de Amelia, una joven descarada y...

Dot Travel, una escapada al centro de tu placer

En varias ocasiones te he hablado del gran viaje que tuve la suerte de...

‘Anatomía de Grey’ nos sigue dando la vida (y nos la sigue quitando)

Dice el tango que veinte años no son nada, pero en veinte temporadas a...

Ay, #Mafin, qué me habéis hecho

Empezó sin hacer ruido y con un papelón, el de sustituir a Amar es...

Dakota Johnson sale del armario en su treintena en ‘Am I ok?’

Sinceramente, no dábamos ya un duro porque este proyecto se estrenara fuera de su...