Se llama Susana Hernández (@shernandezbarna) y quienes la conocen dicen que por encima de todo es un encanto de persona. Nosotras lo corroboramos. Pocas veces hemos tenido la ocasión de leer un libro mientras lo comentábamos con la autora a medida que íbamos pasando páginas.

Nació en la Ciudad Condal, compaginó estudios de Investigación Privada y de Psicología en la Universidad de Barcelona, y ahora es escritora a tiempo completo, además de una de las autoras LGBT españolas más relevantes del momento. Su Serie Santana, compuesta por dos libros, Curvas Peligrosas y Contra las cuerdas (que, por cierto, puedes comprar aquí si no lo has hecho ya) ha recibido tantas buenas críticas que nos sería imposible recopilarlas todas.

Se trata de dos novelas de género negro, en las que las subinspectoras Santana y Vázquez van peinando Cataluña en busca de asesinos en serie y otra suerte de delincuentes. Y el motivo por las que no te las puedes perder no es solo que Rebeca Santana sea una policía lesbiana o el personaje femenino del año 2012 de la literatura negra, sino porque además son tan adictivas, que si las empiezas, no paras hasta acabarlas. Como dicen con las patatas, cuando haces ¡pop! ya no hay stop y eso es exactamente lo que nos ha ocurrido a nosotras con las novelas de Susana Hernández. Por eso, hoy, aprovechando que la autora está en plena presentación de la segunda entrega policíaca, hemos querido ahondar un poco más en la saga y ella muy amablemente nos ha concedido esta entrevista. Relájate, lee y disfruta, porque si de algo es sinónimo Susana Hernández es de eso: disfrutar con lo que lees como pocas veces ocurre.

Estás ahora en plena promoción de ‘Contra las cuerdas’, la segunda novela de las subinspectoras Santana/Vázquez. Háblanos del libro. ¿En qué se diferencia de la primera entrega, ‘Curvas peligrosas’?

Contra las cuerdas es la segunda entrega de la serie Santana. La primera es Curvas peligrosas, aunque esta segunda se puede leer sin haber leído la anterior siempre es más recomendable empezar por el principio. En esta entrega las subinspectoras Santana y Vázquez se enfrentan a un asesino y violador en serie con la particularidad de que la sexta víctima es alguien del entorno personal de Santana. La pobre lo pasa fatal. Tiene problemas sentimentales, conflictos familiares, alguien que la acosa. Creo que Contra las cuerdas es distinta a la primera en cuanto a la estructura y también en que tiene mucha más tensión e intriga. La trama policial tiene más importancia que en Curvas peligrosas y es más potente. Además los personajes han evolucionado y creo que eso enriquece a la novela.

Rebeca Santana ha sido elegido mejor personaje femenino en los Premios Leemisterio 2012. ¿Qué es lo que nos gusta tanto de ella?

Es bastante fácil empatizar con Santana. Los personajes que luchan contra las dificultades, que se sobreponen a las tragedias, como es su caso, suelen despertar simpatía. Ella arrastra una tragedia familiar muy dura desde la infancia y se enfrenta a ello, intenta superarlo. Por otra parte, en su trabajo sintoniza muy bien con las víctimas. Es muy humana. Además es buena gente, con sentido del humor. Tiene sus defectos, por supuesto, lo que la hace más cercana. Es muy cabezota y orgullosa.

Es cierto que en la comunidad LGBT Rebeca ha roto muchos corazones, pero Miriam también tiene su club de admiradoras. ¿Qué pasaría si las juntáramos? ¿Explosionaría el mundo lésbico?

Jajaaja. Eso no es una opción, me temo.

En relación a la pregunta anterior, nos da la sensación de que el primer libro dejaba la puerta abierta a un posible romance entre las subinspectoras. Sin embargo, en ‘Contra las Cuerdas’ parece que esta puerta se ha entornado un poco. ¿Qué nos puedes decir de esto? ¿Hay alguna posibilidad de que surja un romance entre ellas o ni se te pasa por la cabeza?

En ningún momento se me ha pasado por la cabeza que haya nada entre Santana y Vázquez. Santana es lesbiana y Vázquez heterosexual y eso no va a cambiar. Creo que tienen una relación ideal a nivel de amistad y profesionalmente, se respetan, se apoyan y se tiran sus puyas porque a pesar de que se llevan bien son muy diferentes, pero ni sentimental ni sexualmente va a surgir una atracción entre ellas.

Algunas fans de Miriam andan decepcionadas por el hecho de que haya perdido un poco de protagonismo en esta segunda entrega. ¿A qué se debe que aparezca menos?

Bueno, eso es seguramente porque en la primera entrega yo no me sentía tan segura y el hecho de equilibrar el protagonismo de las dos me ayudaba, era una especie de muleta. En Contra las cuerdas me he sentido mucho más segura, conocía mejor a los personajes y lo que tenía entre manos y he preferido centrarme más en Santana, que al fin y al cabo es la razón de ser de esta serie y el personaje “madre”.  Es un personaje con mucho potencial y no podía desperdiciarlo. Eso no significa que Miriam no vaya a tener protagonismo, pero Santana siempre tendrá algo más de peso en las tramas.

Hablamos siempre de Rebeca y Miriam, pero en la práctica hay tres protagonistas en la serie. ¿Qué nos puedes contar de Malena? ¿Es cierto que es tu personaje preferido?

Para mí son un triunvirato. Malena es importante en la serie, aporta cosas que me interesan mucho y sí es cierto que es un personaje por el que siento una debilidad especial. No deja de ser curioso porque en principio Malena iba a tener un protagonismo limitado, pero me enganché y fue creciendo hasta hacerse con un puesto estelar.  En esta segunda novela, Malena es uno de los personajes que más evoluciona.

Una de las peculiaridades de tus novelas es que han sido muy bien recibidas por el público generalista, no solo por el colectivo LGBT. ¿Te lo esperabas?

Sí, estoy muy contenta en ese aspecto. Mi idea, sobre todo con el cambio de editorial, era precisamente que esta novela llegara a todo tipo de público, independientemente de que el personaje central sea una poli lesbiana, que se vendiera en cualquier librería y eso se ha conseguido. Contra las cuerdas quedó finalista a la mejor novela negra del año en el Festival Valencia Negra 2013. Ese tipo de cosas las valoro muchísimo. Significa que la serie llega a un público amplio y creo que es muy bueno que sea así. En mi opinión es una normalidad a la que debemos aspirar, que personajes lésbicos protagonicen todo tipo de historias y que las lea cuanta más gente mejor.

Parece que hay una nueva moda en la que las mujeres son las protagonistas de todo tipo de series, libros y películas. ¿Es posible que esto haya beneficiado a la serie?

Pues seguramente ha sido beneficioso, aunque espero que no se trate de una moda sino más bien de un paso más hacia una situación normal. Que las mujeres protagonicen series, novelas y películas  no debería ser algo fuera de lo común, simplemente un reflejo de la sociedad en la que cada vez tenemos un papel más relevante.

¿Habrá adaptación a la pequeña (o gran) pantalla?

Es algo en lo que se está trabajando. Sería estupendo que se diera, aunque evidentemente no es fácil. Se tienen que dar muchas condiciones. Son novelas muy cinematográficas en cuanto al ritmo narrativo, muy visuales. El tiempo lo dirá. A mí personalmente me haría una ilusión bárbara.

Sabemos que hay una tercera entrega en proceso. Ya para acabar con la entrevista, ¿nos adelantas algo sobre ella? (Teníamos que intentarlo…)

Jajaja. Claro que no. Lo único que te puedo decir es que se solventarán algunos asuntos que quedan abiertos en Contra las cuerdas y que lógicamente habrá otras tramas nuevas y algún personaje que se incorpore. Y hasta ahí puedo leer.

Gracias por habernos dedicado este ratito. Te lo hemos repetido hasta la saciedad en Twitter, pero eres un encanto de persona.

Muchas gracias a vosotras.

SUSANA HERNÁNDEZ EN 10 SEGUNDOS…
Un lugar para escribir.
 Mi escritorio. Tengo todo lo necesario y me siento muy a gusto. Siempre escribo mejor rodeada de mis cosas.
Un lugar para inspirarte.
 Antes iba en tren todos los días y solía inspirarme bastante, ahora procuro que la inspiración me pille frente al ordenador. No queda otra. O me inspiro o me inspiro.
¿Tiene nombre tu musa?
 Bueno, musa no sé jajaja. Mi pareja se llama Bel, si es lo que me preguntas.
Tu mayor fan.
 No lo sé. Hay varias personas que aseguran ser mi fan número uno pero no sé si lo dicen en serio es porque me quieren mucho jajaja.
Tu mayor crítico.
 Yo misma. No lo dudes. Nadie me presiona más de lo que me presiono yo.
Un libro.
 “Ana Karenina” ahora y siempre.
Un autor.
 Patricia Highsmith.
Y por último, elige a una de tus tres protagonistas (Malena, Miriam o Rebeca) en las siguientes situaciones:
Para una confidencia…
Cualquiera de las tres, aunque Rebeca quizá sea la que mejor escucha. Como es psicóloga…
Para irse de copas…
Rebeca, sin duda.
Para una noche loca…
Malena.
Para casarse con ella…
Malena. No creo que sea posible pasar solamente una noche con ella.

Comments are closed.