nashville-connie-britton-hayden-panettiere

Venganza, riqueza, amor, celos, odio y traición: todo eso y más es Nashville, una serie de ABC acerca de dos estrellas de country. Una, interpretada por Connie Briton, viendo su estela caer mientras la de Juliette, Hayden Panettiere, empieza a brillar en el firmamento. Y desde esta semana, además, hemos de sumar a todos estos ingredientes una subtrama lésbica que nos ha hecho levantar la ceja a más de una.

En un giro de guión que nadie, repito, NADIE, se esperaba, la mujer del amante de Juliette, que en capítulos anteriores descubrió el engaño de éste, se planta delante de la cantante y le espeta esto:

Sé que estás durmiendo con mi marido. Pero lo que no entiendo es por qué no te acuestas conmigo

Y entonces… ¡la besa!

http://youtu.be/d9_4BCC9Fkc

Nos ha pillado a todas por sorpresa. Nunca en toda la serie Olivia había mostrado el más mínimo interés ya no en Juliette, sino en alguna mujer. Además, ¿qué clase de persona hace esto? ¿No es todo un poco stalker? ¿Es algún tipo de terapia de choque? Quizá es lo habitual en Nashville, ver a tu marido acostándose con otra y correr a sus brazos. Yo no lo sé, nunca he estado ahí, pero sí creo que es forzar el guión hasta los límites de lo razonable.

nashville 2 nashville 1

Quizá habíamos bajado ya la guardia y nos habíamos hecho a la idea de que las tramas croqueta estaban ahí porque aportaban algo a la historia, pero este acontecimiento me hace bajar de golpe a la realidad y recordar que lo lésbico vende. Nashville no está para tirar cohetes en cuestiones de audiencia, y han resuelto que la mejor táctica para encararlo es que dos mujeres se besen. Pasó en Gossip Girl con sus últimos estertores, por poner un ejemplo, y pasó también, curiosamente, con la misma Panettiere como protagonista en Heroes. ¿Que siempre es un regalo para la vista? De acuerdo. Pero no deja de ser triste que se nos utilice como recurso para subir espectadores. Muy mal, Nashville.

14 Comentarios

  1. Cierto, nadie lo vio venir , vamos que yo creo que ni Hayden estaba al tanto del guión y le soltaron a la Wenthworth así a bocajarro, jajaja. Pero tranquila que esto no va a ir a mayores a no ser empiece a chantajearla con su carrera cosa que sería ya muy retorcida. Nashville lo que tiene que hacer es ir terminando ya, de hecho Connie ya ha dicho que quiere volver a AHS.

  2. Entiendo que dejara AHS para hacer Nashville, en principio la serie prometía bastante. Ahora se ha convertido en un culebrón sin pies ni cabeza. Y AHS, pese a que la tercera temporada no está siendo tan bestia como la segunda, es una apuesta segura. Haría bien en volver, yo voto por eso!

  3. Para mí que son exigencias de guión de la Panettiere, que como no la tienen escondida en el cajón de los calcetines que hay dentro del armario, pues la pobre aprovecha para sacar su vena repostera en la tele. Ya se sabe, exigencias del guión, está totalmente justificado, todo por el arte, porque sin duda a mí me van los penes, blablabla… (todo esto dicho con los deditos cruzados a la espalda)

  4. como no la tienen no… como la tienen escondida… está está escondida la pobrecita, coooooñe, que tontura de dedos me ha dado de repente, perdón perdón

  5. Bueno, no es la octava maravilla, pero es entretenida. Depende de lo que busques. Como serie lésbica, está claro que no, pero para pasar el rato, no está mal.

  6. Yo Creo creo 🙂 Igual que estoy convencida de que muchas actrices se daban de bofetadas por salir en «The L word» para aprovechar que el Pisuerga pasa por Valladolid y con la excusa del trabajo sacar a pasear a la camionera que llevan dentro XD

  7. Nashville es lo que es, y está orgullosa de serlo. ¿Y que es? te preguntarás; pues Nashville es un CULEBRÓN. Con todas las letras y en mayúscula. Culebrón de lujo, con una música fabulosa, con mucho drama, mucho oyoyoyoyoyyyy y el pelazo de Conni Briton. Si desconectas de tanta serie de culto, intensa y sombría, lo disfrutarás como una enana 😉

  8. «Se nos utiliza como recurso para ganar espectadores», efectivamente, así es, y esto mismo se puede aplicar a películas lésbicas recientemente premiadas y alabadas… es así de triste.

Comments are closed.