natalie cassidy eastenders sonia

EastEnders es una de esas series británicas que llevan toda una vida en antena. Concretamente, desde el 19 de febrero de 1985. Y también es uno de los programas más vistos en el Reino Unido. Nos cuenta, básicamente, la historia de los vecinos que viven en una población ficticia llamada London Borough de Waldford, ubicada en el East End londinense. Como os imagináis, en casi treinta años de serie, en ese barrio ha pasado de todo. Pero ahora también han decidido apuntarse a la moda de poner una croqueta en su vecindario porque la BBC One acaba de anunciar que el personaje de Sonia va a reincidir en eso del lesbianismo.

En las últimas semanas los telespectadores británicos han visto cómo Sonia se iba acercando paulatinamente a Tina Carter, una mujer abiertamente lesbiana, y ya está confirmado que habrá un beso entre ambos personajes muy pronto, concretamente el próximo mes, y que sucederá en medio de un drama de manual porque tendrá mucho que ver con el cáncer que padece la madre de Sonia.

natalie cassidy eastenders sonia 2

Curiosamente, Natalie Cassidy, la actriz que interpreta a Sonia, abandonó la serie en 2006 porque no se sentía cómoda con el giro lésbico que estaban dando a su personaje. «Sentí que ese giro no era bueno para Sonia. Algunas veces, la gente tiene tantas ganas de sorprender con una historia que el personaje se acaba perdiendo», dijo en su momento.

No sabemos qué le habrá hecho cambiar de opinión esta vez. Pero algo tendrá que ver que los peces gordos de la BBC han prometido que el nuevo romance lésbico de Sonia no será algo lascivo. Y no solo lo han prometido, también lo están cumpliendo, porque lo cierto es que parece que el despertar al croquetismo de Sonia no ha surgido de la nada, sino que está habiendo una evolución en el personaje.

Desconozco cuántas de nuestras lectoras ven EastEnders habitualmente, pero nos encantaría que las residentes en los dominios de la reina Isabel II nos contaran qué les parece este enfoque que la BBC le ha dado al personaje. Los comentarios son tuyos si quieres hacerlo.

Vía: Irish Examiner