natasha lyonne fresno

Martha es una mujer optimista y positiva que está enamorada de su instructora de krav maga. Su hermana Shannon es todo lo contrario: problemática y oscura, está intentando recuperarse de su adicción al sexo. Un día, mientras trabajan juntas limpiando una habitación de hotel, las cosas se ponen feas para Shannon, que termina matando a un huésped. Este es el argumento de Fresno, una película que nos interesa no sólo porque en ella esté Natasha Lyonne, una de nuestras musas, y además lo haga interpretando a una lesbiana, sino porque todo en el proyecto tiene buena pinta. La directora de la cinta es Jamie Babbit, la misma que en But I’m a cheerleader, mientras que la productora es su pareja, Andrea Sperling. Molly Shannon, Allison Tolman y Clea DuVall también participan en el proyecto, para darle a todo un aire femenino más que interesante. Natasha Lyonne y Judy Greer han hablado para Indiewire sobre la cinta.

Judy Greer: Lo que es interesante es que la gente ve las relaciones hombre-mujer en la tv y en las películas y es como «Oh, ellos tienen tanta química». Pero la gente pasa por alto lo importante que es tener buena química cuando estás trabajando en una película con una mujer. Nosotras dos podíamos haber tenido mala química y la película hubiese sido una mierda.

[…]

Natasha Lyonne: Yo estoy muy contenta porque no ha habido ninguna escena de playback con un cepillo en la mano, porque muchas veces cuando tienes una ‘película de chicas’ siempre hay alguna escena ridícula donde todas las chicas hacen un playback de Beyoncé, y eso no pasa aquí.

[…]

Natasha Lyonne: Hay cierta libertad cuando sabes que hay una mujer detrás de la cámara, y otra sentada a su lado […] No hay ningun impulso de complacer al ideal masculino, o el punto de vista de un hombre de cómo debe comportarse una mujer. Si tú eres una mujer, sabes que las mujeres somos complicadas, tenemos muchas personalidades dentro, sin ser esquizofrénicas, por eso es consistente con un personaje tener diferentes voces basadas en el humor en el que esté. Esto va a sonar tonto, seguro, pero yo me sentí atraída hacia muchas personas mientras rodé la película. Pero para mi el no querer dormir con alguien con el que estoy trabajando, o que no tenga que ser una opción, es probablemente la causa de que a los hombres les encanten los clubs de chicos, porque los hombres heteros trabajando unos con otros dejan el sexo fuera de la mesa. […] Para nosotras, como mujeres, se está convirtiendo en nuestro terreno también. Nosotras estamos aquí, con nuestro reparto y equipo técnico femenino, y vamos a hacer lo que nos de la gana.

Ya veis que Natasha es igual de directa en las entrevistas que en muchos de sus papeles. Estoy muy de acuerdo con lo que dice Judy Greer sobre la química entre mujeres: muchas veces es más importante notarla en papeles de, por ejemplo, amigas, que en parejas. La relación que se tiene con tu mejor amiga es, en general, mucho más intensa, que la que tienes con alguien que acabas de conocer. Creo. Resulta también interesante lo que dice Lyonne sobre la comodidad que se siente a la hora de trabajar con todo mujeres. ¿Estáis de acuerdo?

Vía: Indiewire

1 Comentario

  1. La amiga Natacha haciendo méritos para llevarse por segundo año consecutivo el premio «Lesbiana por el guión porque yo soy más hetera que nadie y voy yo y me lo creo». Un par de años más y acabará siendo presidenta de honor de la asociación XD

Comments are closed.