dianna-agron-black-and-white

¿Sexy y Dianna Agron en el mismo titular? ¿Todavía conserváis el bulbo raquídeo? El caso es que la guapérrima actriz, que está de promoción de su último film, Bare, en le que interpreta el papel de una chica que se ve seducida por Paz de la Huerta y sus ofertas de vivir una vida más trepidante, ha hecho una entrevista para Standard, que gira completamente alrededor de la moda, en la que revela una cosa que nos ha hecho mucha gracia.

Después de mi primera audición para Glee los productores me pidieron que hiciese mi look más sexy. Fue como oir unas uñas en una pizarra. Sexy es una palabra que nunca encaja conmigo.

Hay tantas cosas mal en esta frase… Lo primero, los productores queriendo cambiar a una actriz. ¡Dejadla en paz! Además, ¿qué sentido tiene todo esto, si Dianna se pegó las tres primeras temporadas enfundada en un traje de animadora? No es como si tuviese un vestuario digno en la serie, vaya.

Así mil episodios

Por otra parte, qué engañada vive la actriz. ¿Que no es sexy? Dianna Agron vestida con un saco es mucho más sexy que muchísimas otras actrices que se esfuerzan en parecerlo. Tiene algo, un yo que sé, un qué sé yo, un qué te voy a contar a ti, amiga croqueta. En la misma entrevista cuenta que en su adolescencia pasó por una etapa rebelde.

Cuando iba al instituto en San Francisco, mi look era completamente diferente del personaje de animadora en Glee. Pasé por una etapa rebelde, punk, con redes, vaqueros lavados al ácido y grandes botas Skechers. También me teñí el pelo dos veces de rojo, y ambas se quedó naranja

quinn fabray punk

O sea, así

El resto de la entrevista desvela más aspectos de la actriz relacionados con la moda, su madre, y Alexander McQueen, modisto sobre cuya figura se va a estrenar una obra de teatro que va a contar con la actuación de Dianna.

Vía: Standard

1 Comentario

Comments are closed.