InicioOpiniónCromosoma IlegalCromosoma Ilegal: Lesbianas, lesbianas y más lesbianas

Cromosoma Ilegal: Lesbianas, lesbianas y más lesbianas

Publicado

Eley-Grey-cromosomaHoy empiezo el artículo con una pregunta. Es una pregunta que os planteo a vosotras, mis queridas lectoras:

¿Es importante para vosotras tener referentes?

Parece ser que este año va a ser el año de los referentes LGTB en el cine. Parece ser que en la televisión también ha habido un incremento y me atrevería a decir que incluso en los libros han ganado popularidad.

Quizá esto se deba a una normalización en la concepción de la diversidad afectivo-sexual. Tal vez sea porque las leyes son un poco más inclusivas (aprobación del matrimonio entre personas del mismo sexo en más países) o quizá es por todo un poco. Sin embargo, tengo la sensación de que todavía es insuficiente, y sé que la realidad me ampara (por desgracia) porque hace unos días viví un hecho curioso con un grupo de niños. Os pongo en situación:

Estaba en la fila con un grupo de niños y niñas de primero de primaria y una niña me mira la barriga, me pregunta si voy a tener un bebé y le contesto que sí. Acto seguido, otra alumna se interesa por mi estado civil (como si una cosa estuviera directamente relacionada con la otra):

—¿Estás casada? —me dice con un gesto de sorpresa en su mirada.
—Sí —le contesto tranquilamente.
—¿Y cómo se lama tu marido? —parece que les interesa mucho este aspecto de mi vida.
—No tengo marido —les digo.
—¿Te has divorciado?
—No.
—Pero, entonces ¿por qué dices que te has casado? ¿es mentira?
—No —repito.
—¿Y cómo se llama tu marido?
—No tengo marido.

En este punto todos me miraron como si tuvieran que averiguar un misterioso e imposible acertijo. Su gesto mostraba intriga y desilusión, realmente no se planteaban otras alternativas. Siguieron en este bucle de interrogantes durante un par de minutos más. En sus pequeñas cabezas no existía la posibilidad de que la persona con quien me he casado no sea un hombre. Era impensable que yo estuviera casada con una mujer.

Si analizamos los hechos en profundidad y desde una perspectiva digamos histórica, sólo han pasado diez años desde la aprobación del matrimonio entre personas del mismo sexo en España. Bien mirado es poco tiempo si lo comparamos con la legalidad imperante en el mundo (y en el país): un firme sistema patriarcal heteronormativo donde lo natural es que una mujer se case con un hombre, tenga hijos y aguante lo que haga falta (aunque no haya amor o el amor acabe desapareciendo).

Por tanto, es en momentos como el que os acabo de contar, cuando soy consciente de que no, que ni todo está hecho, ni las cosas van tan bien como a veces pensamos o nos hacen creer. Porque el hecho de que tengamos más referentes es positivo, pero no suficiente. Queda mucho por hacer, en la calle, en las familias, en las escuelas, en los medios de comunicación y en las artes.

Por eso hoy me he levantado con una idea en la cabeza: ¿y si empezamos el cambio ya?

Últimos artículos

¿Y si estudio el Grado Medio de Técnico en Farmacia y Parafarmacia?

Se acerca el final de junio y, bien estás terminando 4º ESO o bien...

Cara Delevingne celebra su segundo aniversario junto a su novia, Minke

Good old times cuando Cara Delevingne nos daba salseíllos día sí, día también. Estaba...

‘La casa de las magnolias’, colocar las piezas en su sitio

La casa de las magnolias es la historia de Amelia, una joven descarada y...

Dot Travel, una escapada al centro de tu placer

En varias ocasiones te he hablado del gran viaje que tuve la suerte de...

‘Anatomía de Grey’ nos sigue dando la vida (y nos la sigue quitando)

Dice el tango que veinte años no son nada, pero en veinte temporadas a...

Pese a quien pese, la historia de ‘Sueños de Libertad’ es coherente

Hace unos días os contaba como lo que me estaba robando la vida, en...

Ay, #Mafin, qué me habéis hecho

Empezó sin hacer ruido y con un papelón, el de sustituir a Amar es...

Programa de ‘Cinema fuera de lugar’, programación LGBT de la MIFDB

Del 26 de mayo al 3 de julio en diferentes plazas de Barcelona  Con la...

Dakota Johnson sale del armario en su treintena en ‘Am I ok?’

Sinceramente, no dábamos ya un duro porque este proyecto se estrenara fuera de su...

Hablemos de salud íntima: la vaginosis bacteriana

Todas tenemos clara una cosa, y es que el placer sexual es algo importante...

Tenera 2, controla este succionador con tu móvil… o el de quien tú quieras

Los succionadores, en sí mismos, tienen algo de privado. Tal vez porque fueron los...

‘Las largas sombras’: todo lo que nos gusta (incluída Elena Anaya)

Una ya tiene una edad, y estos ojitos han visto muchas cosas. Muchas. Y,...

Eclipse, el kit para iniciarse en el BDSM

Este año hará una década que lo dejé todo para pasar unos meses en...

Sophia Bush sale del armario y habla sobre su relación con Ashlyn Harris en una emotiva carta

Era octubre de 2023 cuando contábamos las primeras pistas sobre la incipiente relación de...

Julianne Moore, con enaguas y a lo loco en ‘Mary & George’

Hay géneros que son, directamente, mi rollo. ¿Detective calmadito que revuelve un crimen solamente...

Más como este

Lo que le ha pasado a Jojo Siwa nos ha pasado a (casi) todas

Hace muchos años, cuando acababa de salir del armario, recuerdo perfectamente cómo una chica...

Los adolescentes han avanzado mucho, pero lesbiana sigue siendo un insulto

Muy a mi pesar, no puedo dedicarme todo el rato a ser una lesbiana...

‘Wonder Woman 1984’ y el misterio de la bisexualidad de Diana

O "por qué no podemos tener cosas bonitas" Ayer llegaba a mis manos una noticia...

‘Benedetta’: no solo es mala, también es aburrida

Tenía muchas ganas de ver Benedetta. Muchas. A lo mejor no tantas como Las...

La literatura lésbica romántica nos salvará

Aún recuerdo la primera vez que leí un libro lésbico (o sáfico, o como...

La croqueta libre: ‘Y ahora que ya no estás’

Podéis enviar los textos que queráis (preferiblemente que no incluyan ninguna imagen) a la dirección...