i am caitNunca pensé que que alguien fuera al baño se iba a convertir en un asunto tan sumamente trascendental como estamos viendo ultimamente, y sobre todo, nunca imaginé que que alguien hiciese pis en un baño público generara titulares. Pero, al parecer, acierto poco en mis predicciones. El caso es que Caitlyn Jenner, mujer republicana y transgénero, no sabemos bien en qué orden, ha echado un pulso al candidato a las primarias republicanas, Ted Cruz, y lo ha hecho de la manera más sencilla posible: yendo al baño.

Ted Cruz, que aparte de otras muchas cosas, es un homófobo y transfobo de mucho cuidado, es de esas personas a las que les preocupa mucho que cada cual utilice el servicio del género que le fue asignado al nacer, y está haciendo campaña a tope en este aspecto. A Donald Trump, que aparte de otras muchas cosas está mal de la cabeza y hace el 90% de las cosas por llevar la contraria a su partido, este asunto le da igual, y ya dejó bien claro que si Cait, y por extensión, cualquier trasngénero, quería utilizar sus baños de la Torre Trump, pues adelante.

Thanks Donald! #everyonehastopee #flushdiscrimination (head to Facebook if you want to see the whole video)

A post shared by Caitlyn Jenner (@caitlynjenner) on

«Y nadie fue acosado», aclaró la celebrity. Pues eso, que sin más, que un ir al baño. Ted Cruz, por su parte, sigue a lo suyo, pensando que hay depredadores sexuales que se van a poner una peluca y se van a esconder en las letrinas, o váyase usted a saber. Lo último para defender esta fantástica ley fue poner un ejemplo práctico: «Si Donald Trump se disfrazara de Hillary Clinton, podría ir al baño de chicas».

La política estadounidense es un circo de tres carpas, ya lo véis.

Vía: Instragram | Time

1 Comentario

Comments are closed.