InicioActualidadPor qué las series fracasan en la representación de mujeres LGBT

Por qué las series fracasan en la representación de mujeres LGBT

Publicado

Los medios de comunicación influyen constantemente en nuestras vidas. Sus mensajes son potentes y calan en nuestro comportamiento y en la forma en la que vemos el mundo. Por eso, es lógico que nos preguntemos si las historias que se cuentan en la televisión llevan el mensaje que esta sociedad necesita o si van en la dirección equivocada. En el caso de la representación LGBT en la televisión, especialmente la de las mujeres de este colectivo, las series fracasan estrepitosamente y no hay signos aparentes de que vayan a mejorar.

Imagen Cabecera LGBT tv

La gente, sobre todo heteros que no son conscientes de lo que está pasando, no entiende por qué nos indigna la muerte de Lexa (Los 100), entre otras. “No es para tanto. Es solo un personaje.” Cierto, es un personaje de televisión y puede que su muerte no sea para tanto si no te gusta el personaje… Y si no te representa de algún modo. Lexa era lesbiana y acabó muerta de un balazo a los dos minutos de consumar su relación con la protagonista de la serie, Clarke. “¿Y qué?”. Hay una larga lista de razones por las que indignarse y por las que pedir que esto cambie.

Uno de los principales motivos es la poca (y mala) Personajes LGBT Regularesrepresentación y el exageradamente elevado número de muertes. Los hay que dicen que que mueran lesbianas es igualdad, que si no murieran nos quejaríamos porque sería un trato favorable. Si nos fijamos en las cifras, la representación no es ni igualitaria ni favorable. Según el estudio Where We Are On TV*, de la asociación GLAAD, para la temporada 2015-2016, de los 881 personajes regulares de la televisión en abierto, solo 35 son LGBT, es decir, un 4 %. ¿Eso representa la realidad? Aún hay quien dice: “Sí, porque como en la vida real, hay más heteros que gais”. ¿Dónde está el registro de personas LGBT? ¿En el Censo? ¿En el INE? Es más, aunque sumemos personajes regulares y recurrentes, las cifras todavía son pobres. Según GLAAD, hay un total de 70 personajes LGBT, de los cuales 23 son lesbianas y 12 mujeres bisexuales.

Puede que estos números no afecten igual a espectadores heterosexuales y, por lo tanto, no parezca un motivo razonable de indignación. ¿Por qué? Porque no lo notan. Porque cuando matan a un personaje heterosexual, no tienen más que ver cualquier otra serie. Tendrán cientos de personajes para elegir; una lista interminable. En cambio, ¿a quién tenemos si matan a Lexa? ¿A Denise (The Walking Dead)? No, está muerta. ¿A Charlie (Supernatural)? No, muerta. ¿A Leslie (Chicago Fire)? Muerta. ¿A Root (Person of Interest)? Es evidente que esta lista no es interminable. Esta es demasiado corta. Y la que es demasiado larga es la de lesbianas muertas, que desde Julie (Executive Suite) en 1976 hasta la última del 2016, de momento cierto personaje de Orange Is the New Black, asciende a 160 (la de hombres gais o bisexuales es de 109, con solo una muerte en lo que llevamos de año. ¿Por qué será?). Esta es la tendencia de muertes de los últimos años:

Gráfica Muertes LGBT 17 06 2016

Cifras a fecha de la última muerte, 17 de junio del 2016.

¿Esto sigue sin ser motivo suficiente para indignarse? Hay más: cómo son las muertes. Está claro que no hay una manera ideal y bonita de morir, pero también lo está que, en estos casos, hay un patrón que se repite demasiado. ¿Os acordáis de Silvia (Los hombres de Paco), que murió de un balazo con el vestido de novia aún puesto? ¿Y del disparo absurdo que mata a Tara (Buffy, cazavampiros)? ¿O a Marissa (All My Children)? ¿O a Samantha (Ascension)? Balas por todas partes. Eso no es todo. ¿Os acordáis del golpe mortal que “accidentalmente” se da en la cabeza Cristina (Tierra de lobos) al forcejear con el Teniente Ruíz justo antes de escaparse con Isabel? ¿Y de lo absurda que es la innecesaria muerte de Rachel (House of Cards)? ¿Y de la flecha que le atraviesa la cabeza a Denise (The Walking Dead)? Es más, en la historia original, esa flecha iba dirigida a Abraham, pero el macho man no podía tener una muerte tan insignificante y si había que cambiar las tramas para que la lesbiana muriera y el hombre heterosexual sobreviviera, se cambiaban. Y acordaos de la muerte de Lexa. En esta serie, hay personajes que han sobrevivido a que les claven una lanza en el pecho, a que les apuñalen con un cuchillo envenenado y a que les ahorquen. ¿Cómo? Porque eran hombres heterosexuales (y blancos… pero ese es otro tema que también daría mucho de sí).

¿La forma en la que tratan las muertes sigue sin ser motivo suficiente para indignarse? Hablemos de la importancia y las tramas que se les dan a estos personajes. Está la trama de “¡Oh, no, una heterosexual se ha vuelto lesbiana de repente! (Calma, es solo una fase y volverá a ser normal.)”, la de “Mi familia no me acepta como soy”, la de “Solo soy la lesbiana de paso cuya mayor hazaña será hacer que una hetero se cuestione su sexualidad”, la de “Soy la mala malísima” o la de “Qué feliz soy, por fin estoy con la chica de la que estoy enamorada y vamos a ¡MUERTE!”. O, simplemente, se utilizan para que una trama heterosexual pueda avanzar, como la muerte de Denise; el personaje de Mandy (The Royals) que ni siquiera es lesbiana, pero se aprovecha de Elena y así ella se puede enamorar del chico; el personaje de Tiana (Empire), que solo está para añadir salsa a la historia de Hakeem o el de Faith (Unreal) que hace lo mismo con Adam.

¿Cuándo vamos a encender la televisión y nos vamos a encontrar con una lesbiana que tenga el protagonismo de Carrie (Homeland) o que entre en la categoría de “inmortal” en la que está Rick (The Walking Dead)? Y no sirve lo de “en esas series cualquiera puede morir”, porque entonces que me expliquen cómo Carl sobrevive a un balazo que le atraviesa el ojo y Denise no sobrevive a una flecha con el mismo recorrido.

Denise TWD

Es cierto que toda la representación no es mala. Hay alguna serie que, de momento, lo está haciendo bien, como Familia de acogida, Sense8, Wynnona Earp, Wentworth… ¡hasta Glee fue más o menos decente! ¿Es mucho pedir que haya más series con diversidad y que sea de calidad? Los habrá que piensen: “¿Qué más da? Para cuatro lesbianas que ven la serie… que no la vean. No va a pasar nada”. Veamos un ejemplo: la audiencia de Los 100 no volvió a alcanzar los 1,3 millones de espectadores desde la muerte de Lexa en el capítulo 307 (solo lo hizo cuando volvió a aparecer el personaje en el 316) y, para tener una visión más amplia, esta es la gráfica con la valoración de los capítulos de la tercera temporada en IMDb, donde vota gente de todo el mundo.

Gráfica Los 100 IMDb 11 07 2016

Datos a fecha de 11 de julio del 2016.

A lo mejor sí que pasa y nuestra opinión sí que importa. Pero dejemos a un lado las cifras y vayamos a lo que realmente importa. Quizás sería mucho mejor que esa adolescente que sufre bullying en el instituto, esa a la que sus padres no aceptan, esa que se siente rara o esa que no se acepta a sí misma pudiera encender la tele y ver que no pasa nada. Que pueden gustarle las chicas y tener una vida interesante, tener amigos, tener pareja si quiere, en definitiva, ser feliz. Ahora mismo, el mensaje que están recibiendo esas adolescentes es otro muy diferente y muy negativo. Básicamente, les están diciendo que su vida va a ser un drama, que no van a ser felices y que se pongan chaleco antibalas. Y no solo lo reciben ellas, sino el resto del mundo. Justo lo que le hace falta a una sociedad que alardea de progresista, pero que todavía es homófoba.

Aún estoy esperando un Cómo conocí a vuestra madre en el que la protagonista le cuente a sus hijos cómo conoció a su madre. O que en vez de Javier Morey (El Príncipe) hubiera sido Alicia Morey la que se hubiera enamorado de Fátima. O que Kara (Supergirl) en vez de tener dos intereses amorosos masculinos los tenga femeninos o masculino y femenino. O que una de las Embrujadas se hubiera casado con una mujer.

Es cierto que las series no deberían guiarse por las peticiones de los fans, pero, en este caso, es necesario reflexionar sobre el mensaje que se está enviando. Productores, guionistas, directores… ¿queréis hacer productos que emocionen, que impacten, que signifiquen algo y que ayuden a que esta sociedad sea mejor? En ese caso, deberíais replantearos el trato que les dais a los personajes LGBT (si estáis en ese pésimo porcentaje que los incluye), sobre todo a las mujeres, porque lo que estáis haciendo ahora mismo ni emociona, ni impacta, ni ayuda a esas adolescentes que cada día luchan por seguir adelante en un mundo en el que ni la ficción apuesta por ellas.

 

*El estudio incluye las series de las cadenas estadounidenses ABC, CBS, The CW, FOX y NBC emitidas desde el 1 de junio del 2015 hasta el 31 de mayo del 2016.

Últimos artículos

Juguetes eróticos y candidiasis: Consejos de higiene y limpieza

Hoy vamos a tratar un tema crucial pero a menudo pasado por alto en...

Películas lésbicas (y bisexuales) para este 2024

Están siendo unos años rarunos para la industria, pero tras la pandemia y la...

‘Entrevías’: las serie que buena, buena, no es, pero que no podrás dejar de ver

Con el estallido de las plataformas de streaming, la manera de hacer series ha...

Emociones fuertes con la bomba de succión de Gozzo

Comprar tu primer juguete erótico tiene algo de adictivo, parecido a cuando te haces...

Ahora sí, habrá ‘A Simple Favor 2’

Desde que en 2018 se estrenara A simple favor, la película que Anna Kendrick...

Vuelve Arizona Robbins a ‘Anatomía de Grey’

Sacad el champán o el champín, lo que bebáis, porque estamos de celebración. Tras...

Vim, el juguete más potente de Fun Factory

Mi primer juguete erótico funcionaba con una sola pila y tenía una forma supuestamente...

Así es el nuevo Satisfyer Pro 2 Connect (Generation 3)

Satisfyer debió de hacer las cosas muy bien para que, de pronto, todo el...

Ana Legazpi y Vicco, dos trocitos de fruta que se disfrutan (según Socialité)

Bueno, bueno, bueno, porque se va calentando el ambiente en la bolloescena musical de...

El escepticismo de los compañeros de Reneé Rapp sobre su bisexualidad

Seguro que conoces a Reneé Rapp, la protagonista de la serie de HBO de...

Parvati Shallow y Mae Martin, nueva pareja por sorpresa

A lo mejor si eres española y/o no muy fan de los realities estadounidenses...

Just Jared lanza su casting soñado para ‘Los siete maridos de Evelyn y, mira, sí

Si te gusta el gossip de Hollywood, seguro que conoces Just Jared, una web...

‘Sister wives’: la película que no sé si necesitábamos sobre poligamia mormona

Attenzione croquettes: Una nueva película de las que nos gustan está en camino. protagonizada...

Sophie Turner ya había dicho que era bisexual (hay que estar más atentas)

Si no has estado en una cueva en los últimos días, sabrás que Sophie...

Estimulación de alta precisión con LELO Dot Cruise

El clítoris ha empezado a visibilizarse más en la última década, pero lo cierto...

Más como este

Juguetes eróticos y candidiasis: Consejos de higiene y limpieza

Hoy vamos a tratar un tema crucial pero a menudo pasado por alto en...

Películas lésbicas (y bisexuales) para este 2024

Están siendo unos años rarunos para la industria, pero tras la pandemia y la...

‘Entrevías’: las serie que buena, buena, no es, pero que no podrás dejar de ver

Con el estallido de las plataformas de streaming, la manera de hacer series ha...

Emociones fuertes con la bomba de succión de Gozzo

Comprar tu primer juguete erótico tiene algo de adictivo, parecido a cuando te haces...

Ahora sí, habrá ‘A Simple Favor 2’

Desde que en 2018 se estrenara A simple favor, la película que Anna Kendrick...

Vuelve Arizona Robbins a ‘Anatomía de Grey’

Sacad el champán o el champín, lo que bebáis, porque estamos de celebración. Tras...