girl readingEsta semana se publicó una lista con los 15 libros que un adolescente debería leer y, concediéndoles el beneficio de la duda, voy a pensar que, por mero descuido, no han incluido ninguno escrito por una mujer. Para subsanar tal lapsus, al fin y al cabo cualquiera puede olvidarse de que las mujeres también escriben y algunas hasta lo hacen bien, aquí van unos cuantos que nada tienen que envidiar a los de sus compatriotas masculinos.

fun-home-familia-tragicomica

Fun Home. Una familia tragicómica de Alison Bechdel

Igual Alison Bechdel os suena por haber creado el test de su mismo nombre, o igual por la tira cómica Unas bollos de cuidado, o igual no os suena de nada. Bien, pues Bechdel, además de todo lo anterior, es la escritora de Fun Home, un memoria gráfica que ilustra su vida hasta cumplir los veinte, y la frágil y complicada relación con su padre, quien saldría del armario al poco de hacerlo su hija y moriría de manera sospechosa no mucho después. Puedes comprarlo aquí. 

azul-color-calido

El azul es un color cálido de Julie Maroh

Otra novela gráfica. Esta necesita pocas presentaciones porque en ella se basa la tan querida como odiada, La vida de Adèle. Clementine se enamora, sale del armario y crece después de conocer a Emma, una chica de pelo azul. Puedes hacerte con él aquí. 

por-que-ser-feliz-puedes-ser-normal

¿Por qué ser feliz cuando puedes ser normal? de Jeanette Winterson

«¿Por qué ser feliz cuando puedes ser normal?», le pregunta la estricta, severa y muy religiosa señora Winterson a su hija, Jeanette, cuando le dice que se ha enamorado de una chica. Pues comprarlo en este enlace. 

como-ser-mujer

Cómo ser mujer de Caitlin Moran

Qué mejor que aprender cómo navegar las truculentas aguas de esta sociedad patriarcal que teniendo como profesora a la irreverente, gamberra y siempre ingeniosa señora Moran. Puedes hacerte con el libro aquí.

la-campana-de-cristal

La campana de cristal de Sylvia Plath

La única novela escrita por la poeta Sylvia Plath. La campana de cristal sigue a la veinteañera Esther Greenwood, durante el verano del 53 en Nueva York y su trabajo como becaria para una revista femenina, mientras hace frente a una depresión y a las expectativas que se han puesto sobre ella. Puedes comprarlo aquí. 

eramos_unos_niños

Éramos unos niños de Patti Smith

La rebeldía y el rock ‘n’ roll lo ponen Patti Smith con su Éramos unos niños. La narración de su relación de juventud con el fotógrafo Robert Mapplethorpe a finales de los 60 y principios de los 70 en la artística y bohemia Nueva York del Hotel Chelsea. Puedes hacerte con él aquí.