InicioLiteraturaLa necesidad de reivindicar a las escritoras

La necesidad de reivindicar a las escritoras

Publicado

browne_henriette_-_a_girl_writing_the_pet_goldfinch_-_google_art_projectHace unos días se celebró el primer Día de las escritoras y que coincidirá, a partir de ahora, con el primer lunes después del 15 de octubre. La idea ha sido acogida en su mayoría con mucho entusiasmo, pero no han faltado voces que han puesto en duda que iniciativas como estas sigan siendo necesarias porque el machismo en la literatura es algo de otro tiempo.

Vivimos en un mundo en el que, antes de sacar a patadas a Elena Ferrante de su anonimato, se especuló sobre la posibilidad de que quien estuviera escribiendo tan maravillosos libros fuera en realidad un hombre (¿os imagináis el supuesto inverso?) y, ahora que queda claro que no lo es, se discute si su marido, un reputado escritor, no le habrá echado un cable a su esposa. Recordemos también que J. K. Rowling no pudo firmar Harry Potter con su nombre de pila, Joanne, porque los editores temían que los niños no quisieran leer algo escrito por una mujer.

Entonces, ¿hay machismo en la literatura? Hay machismo en la literatura.

A día de hoy ya no se trata tanto de discriminación a la hora de acceder al mercado editorial (aunque un poco sí y un poco más también según de qué género estemos hablando), sino más bien qué obras deciden cubrir de gloria y las que son relegadas a morirse del asco en un sótano porque no se consideran dignas de ningún honor. Los que mueven el cotarro y los todopoderosos críticos, literatos y académicos más reputados siguen siendo en su mayor medida hombres que se esfuerzan fuertecito por preservar el hábitat existente. Ese en el que una obra firmada por un hombre desprende cierto aura de valía y respetabilidad innata de la que no goza una escrita por un mujer. Y, si además esta tiene el descaro de que sus protagonistas sean féminas preocupadas por los problemas propios de su sexo, apaga y vámonos. Eso son “cosas de chicas”. Una pérdida de tiempo. No interesa.

Esto tiene sus consecuencias en los galardones, por ejemplo, donde son ellos los que siguen ganando de calle, en los libros de texto y materiales didáctios, que siguen siendo un campo de nabos, y en los medios de comunicación, donde son ellos los que tienen más exposición, más tiempo, más espacio, más todo. A su vez, esto se refleja en los lectores. En general, tienen más posibilidades de acercarse a un escritor que a una escritora. A él lo conocen, le viene recomendado, han leído sobre él el otro día en el periódico. A ellas hay que buscarlas. Escarbar entre las baldas. Hay que arriesgarse porque igual nunca has oído hablar de ella.

Es por eso que días como este pasado 17 de octubre son importantes. A las escritoras hay que visiblizarlas y reinvindicarlas. Están ahí y no valen menos que nadie, pero necesitan de nuestro empujón.

Últimos artículos

Juguetes eróticos y candidiasis: Consejos de higiene y limpieza

Hoy vamos a tratar un tema crucial pero a menudo pasado por alto en...

Películas lésbicas (y bisexuales) para este 2024

Están siendo unos años rarunos para la industria, pero tras la pandemia y la...

‘Entrevías’: las serie que buena, buena, no es, pero que no podrás dejar de ver

Con el estallido de las plataformas de streaming, la manera de hacer series ha...

Emociones fuertes con la bomba de succión de Gozzo

Comprar tu primer juguete erótico tiene algo de adictivo, parecido a cuando te haces...

Ahora sí, habrá ‘A Simple Favor 2’

Desde que en 2018 se estrenara A simple favor, la película que Anna Kendrick...

Vuelve Arizona Robbins a ‘Anatomía de Grey’

Sacad el champán o el champín, lo que bebáis, porque estamos de celebración. Tras...

Vim, el juguete más potente de Fun Factory

Mi primer juguete erótico funcionaba con una sola pila y tenía una forma supuestamente...

Así es el nuevo Satisfyer Pro 2 Connect (Generation 3)

Satisfyer debió de hacer las cosas muy bien para que, de pronto, todo el...

Ana Legazpi y Vicco, dos trocitos de fruta que se disfrutan (según Socialité)

Bueno, bueno, bueno, porque se va calentando el ambiente en la bolloescena musical de...

El escepticismo de los compañeros de Reneé Rapp sobre su bisexualidad

Seguro que conoces a Reneé Rapp, la protagonista de la serie de HBO de...

Parvati Shallow y Mae Martin, nueva pareja por sorpresa

A lo mejor si eres española y/o no muy fan de los realities estadounidenses...

Just Jared lanza su casting soñado para ‘Los siete maridos de Evelyn y, mira, sí

Si te gusta el gossip de Hollywood, seguro que conoces Just Jared, una web...

‘Sister wives’: la película que no sé si necesitábamos sobre poligamia mormona

Attenzione croquettes: Una nueva película de las que nos gustan está en camino. protagonizada...

Sophie Turner ya había dicho que era bisexual (hay que estar más atentas)

Si no has estado en una cueva en los últimos días, sabrás que Sophie...

Estimulación de alta precisión con LELO Dot Cruise

El clítoris ha empezado a visibilizarse más en la última década, pero lo cierto...

Más como este

Libros lésbicos en inglés que me están esperando en mi biblioteca (II)

¿Os acordáis del volumen anterior de libros lésbicos en inglés que se me estaban...

‘Nuestras esposas bajo el mar’, probablemente mi mejor lectura de este año

Uno de los libros que más había oído hablar en la parte anglosajona de...

Libros lésbicos en inglés que me están esperando en mi biblioteca (I)

El mismo desorden que tengo en mis libros en papel lo tengo en mi...

‘Gallina Clueca’, una desgarradora y hermosa historia sobre el tortuoso viaje de la maternidad asistida

Como reza la sinopsis, Gallina Clueca toma su nombre de las gallinas que, sin...

Hayley Kiyoko publica su primer libro, ‘Girls like girls”

Todas aquellas que estáis en edad de haber vivido la época dorada de Tumblr,...

‘These witches don’t burn’ de Isabel Sterling. Brujas sáficas para este verano.

Si habéis sido adolescentes durante finales de los noventa y principios de los dos...