alpha-omega-piCon el inicio del curso universitario, las fraternidades y sororidades estadounidenses, que son tan tradicionales como la cena de Acción de gracias, comenzaron a reclutar nuevos estudiantes para unirse a sus filas. En la sororidad Alpha Omicron Pi, de la Universidad de Tufts, encontraron a la candidata perfecta. «Creo que es super interesante y es genial salir con ella», contaba Kristin Reeves. Pero cuando la organización nacional de esta sororidad descubrió que la candidata era una mujer trans, las cosas cambiaron.

La organización nos dijo que nos estábamos arriesgando a infringir los estatutos de la organización en el punto 9, que habla de que somos una organización sólo de mujeres

 

Así que las candidatas, así como otras 46 miembros de la sororidad, abandonaron sus filas a modo de protesta. Parece que funcionó, ya que desde la central dieron la orden de aceptar a esta estudiante, pero el daño ya estaba hecho y ninguna ha querido volver a formar parte.

La realidad es que nos amenazaron con demandarnos. Deberían preguntarse por qué no quieren una mujer trans

En mi opinión, es totalmente deplorable que Alpha Omicron Pi ni siquiera considere la posibilidad de excluir a alguien en base a su identidad de género

Vía: Pink news