China es uno de los muchos países del mundo en el que la homosexualidad es legal en el papel, pero en la práctica el colectivo LGTB carece de herramientas legales para desarrollar una vida plena en una sociedad aún reticente a permitirlo. En abril de este año, por ejemplo, un tribunal chino negó el derecho a casarse a una pareja de chicos gais, pero incluso con esta negativa el colectivo calificó la decisión de un “gran avance”, porque era la primera vez que una corte del país aceptaba tramitar un caso relacionado con el matrimonio entre personas del mismo sexo.

Una App De China Busca Matrimonios Concertados A Personas Homosexuales2, Hay una lesbiana en mi sopa

Con estos antecedentes, en un país en el que estar casado y tener hijos está considerado una obligación hacia los antepasados y hay una gran presión social por darse el sí quiero, Ou Xiaobai, una chica lesbiana de 32 años de Pekín, ha decidido lanzar una aplicación para que las personas homosexuales de China puedan concertar matrimonios de conveniencia para que sus familias no descubran su orientación sexual. La app iHomo lleva en el mercado digital un año, y ha conseguido unir a cien parejas de gais y lesbianas que “quieren hacer felices a sus familias”.

La propia Ou Xiobai, aunque vive con su novia, se casó en 2012 con un chico gai para huir de la presión familiar y social. “Queremos usar los matrimonios de conveniencia como una forma pragmática para aliviar el conflicto para que los homosexuales puedan vivir la vida que desean. Sabemos lo extremadamente difícil que puede ser, pero lucharemos por lo que creemos y seguiremos adelante”, ha explicado la creadora de iHomo en la BBC. Ahora la novia de Ou Xiobai está buscando un marido falso para “contentar” también a sus parientes, y están trabajando en otra aplicación para ayudar a gais y lesbianas en China. Se estima que hay más de 40 millones de personas LGTB en el país, aunque sigan viviendo en el armario social.

Vía: BBC