Debe de ser Navidad o si no,  los Reyes Magos me han hecho un regalo anticipado. Y es que Nicole Kidman está haciendo de lesbiana en una serie de televisión y no sé por qué razón no hay nadie hablando de este acontecimiento histórico.

Top of the lake, la miniserie de Jane Campion estrenó en julio su segunda temporada. Creada y escrita por ella y Gerard Lee, está protagonizada por Elizabeth Moss (Mad Men, El cuento de la criada), quién interpreta a Robin Griffin, una detective que investiga la desaparición de una niña de 12 años embarazada, le valió un Critics’ Choice y un Globo de Oro a la mejor actriz, además de haberla nominado a los Emmys.

La miniserie , de sólo siete episodios, estrenó su primera temporada en 2013, y retoma la historia de Griffin cuatro años después de dónde la dejó, situando la acción esta vez en Sydney, donde tendrá que investigar la muerte de una joven asiática cuyo cuerpo se encuentra en una maleta en una playa de la ciudad australiana. Es en esta segunda temporada donde junto a Alice Englert, la hija en la vida real de Jane Campion, o David Dencik, podremos disfrutar de la actuación de Kidman, una mujer que decide explorar su lesbianismo llegada a la mediana edad y que se verá involucrada en la investigación.