Descubrir la felicidad a veces es un proceso lento, del que no somos consciente. Pero, a veces, ese descubrimiento tiene una fecha, un nombre, un lugar. Y, sobre todo, una razón: la libertad.

Nuestra lectora Zaira nos ha hecho llegar este videoarte en el que, de una manera muy sencilla pero a la par muy reconocible, cuenta una historia que lamentablemente se ha convertido en universal, la historia de todas aquellas mujeres que han estado viviendo una vida que no les correspondía, solamente porque su entorno les demandaba que lo hicieran.

Zaira presentó un texto relacionado con este tema a un concurso de relatos LGBTI, pero al no resultar ganadora quiso darle una vuelta al asunto y, de este modo, nació Querida yo, este cortometraje a orillas del Mediterráneo que nos recuerda que ser nosotras mismas es una garantía de felicidad. La dirección corre a cargo de Victoria Avinyó, y la actriz es Lena Brox. Dentro video.