La película de Wonder Woman ha marcado un antes y un después en la representación cinematográfica de los superhéroes en pantalla. Es la primera vez que un personaje femenino tiene tantísimo éxito, en un film que, además, ha sido dirigido por una mujer, arrasando también en taquilla y, en fin, pese a que tiene fallos como todo en esta vida, podemos estar satisfechas con este primer avance. Pero… ¿Y con la secuela? ¿Qué le podemos pedir a la secuela?

Esto es lo que ha pensado Gianna Collier-Pitts, quien ha lanzado una petición online para que la orientación sexual de Wonder Woman se corresponda en su segunda parte con la realidad de los cómics. Como bien recordaréis, Greg Rucka, quien se ha encargado de Año uno, el Rebirth de Wonder Woman, contó que obviamente Diana era bisexual, ya que si en Temiscira solamente había mujeres, y además mujeres que mantenían relaciones entre ellas, pero al salir de la isla WW también desarrollaba sentimientos por hombres pues, bueno, dos y dos son cuatro, y Wonder Woman es bisexual.

Lo que le pido a Warner Bros. es que reconozca directamente lo que es la Princesa Diana, lo que siempre ha sido, independientemente de su interés amoroso actual, y lo que su personaje potencialmente representa para millones de personas (…) Cuando yo me estaba aclarando con mi bisexualidad, vi algunos personajes con los que me podía identificar, y casi siempre los presentaban con un tono negativo. Hacer a Wonder Woman canónicamente bisexual en la gran pantalla la haría la primera heroína LGBTQ de cualquier género de DC o Marvel, y la asentaría como verdadero modelo para mujeres de todas las edades e identidades

Realmente si esto sucediera no sería el primer superhéroe LGBTQ (¡Hola, Deadpool!), pero sí estamos de acuerdo en que la importancia sería suprema. Si quieres unirte a esta petición, puedes hacer clic aquí.