2017 será recordado, entre otras cosas, por ser el año en que TODO EL MUNDO se dio cuenta de que sí, es posible que los actores utilicen su poder para hacer lo que hacen muchos hombres en posición de poder: acosar y abusar de gente. Que tengan un perfil público no los hace especiales, y si el machismo y el abuso de poder están presentes en todas las esferas de la sociedad, ¿cómo no va a estarlo también en una industria tan poderosa y tan masculinizada? El último nombre en sumarse a la lista es el de Jeffrey Tambor, protagonista de Transparent, ficción de Amazon sobre una mujer trans y, cada vez más, de su familia.

Los escritores de la serie están inmersos en la confección de los guiones de la quinta temporada, y al iniciar Amazon una investigación sobre las alegaciones de, al menos, su ayudante, y Trace Lysette, compañera de reparto, se están planteando eliminar a Maura de la trama de la temporada.

Sin pasar a considerar si la serie sufriría al eliminar el personaje que interpreta Tambor (que, por cierto, no), lo importante no es eso, sino el empezar a eliminar los agentes tóxicos de tofdas las esferas en las que estén presentes. ¿Qué es más importante, una trama de una serie, o la seguridad y bienestar de todo un grupo de personas que tiene que trabajar con estos elementos? Yo lo tengo clarísimo: prefiero no ver más un episodio de Transparent, que es una de mis series favoritas, antes que tener que leer de nuevo que el protagonista le restregaba el pene a sus compañeras sin su consentimiento.

Vía: Deadline