He de confesar que, de todas las bodas que he contado en esta, vuestra web, esta se ha ganado un lugar especial en mi corazón, porque las dos contrayentes me han caído simpatiquísimas, por su alegría y pragmatismo. Leida Torres y Chrissy Slonaker Torres se conocieron en 2015 trabajando en un Walmart, una conocida cadena de hipermercados de Estados Unidos. Al principio, como en muchas historias de amor, simplemente eran amigas, pero poco a poco se dieron cuenta de que mira, no, ahí había algo más, y fueron a por ello.

Un día, cuando nevaba, me preguntó si podía ir a recogerla porque tengo un camión», contó Torres. «Cuando subió al camión, dijo: ‘entonces, ¿vas a tener una cita conmigo?»

El pasado diciembre se comprometieron, y como en cualquier enlace, uno de los problemas que se les planteó fue el relativo a los invitados. Muchas de las amistades con las que querían compartir el momento, porque fueron las que asistieron a todos los estadios de su relación, eran sus compañeros de trabajo. Pero resulta que el West Manchester Township Walmart de Pennsylvania done trabajan tiene horario 24 horas, y algunos de ellos no iban a poder acudir a la ceremonia. ¿Solución? Si los invitados no van a la boda, la boda va al Walmart. Y dicho y hecho.

Los aproximadamente 100 invitados asistieron, en la sección de jardín del hiper, al enlace, oficiado por Robb Green, conocido en la zona como «The Marrying Mayor». Cuando las dos ya eran oficialmente un matrimonio, los clientes comenzaron a animarlas. Así lo contaba Slonaker Torres.

Hubo algunos clientes que daban vueltas diciendo «ooooh» y «ahhh», y eso fue muy dulce. Se podía oír esto de fondo. No escuché nada negativo. Estuvimos un poco nerviosas, pero estábamos emocionadas. Supe cuando estábamos son los votos que esto es para siempre. Esto es incondicional

También hubo unos pocos de imbéciles que las abuchearon, pero al final, a ellas les da igual, porque son felices y están juntas.

Nuestra familia está feliz. Eso es todo lo que nos importa . No se debe juzgar algo por lo que parece, porque podría haber una bella historia detrás de él. Nos conocimos en Walmart, nos enamoramos de Walmart. Podríamos habernos casado en cualquier otro lugar, pero decidimos casarnos en Walmart

La dos planean pasar la luna de miel pronto en Atlantic City, ciudad conocida por sus casinos. Pero Torres le dijo al periódico de su ciudad natal que ya no necesita tirar los dados.

Me siento afortunado de tenerla en mi vida. Nadie se preocupa mucho por mí, aparte de ella. Gané mucho en la vida.

Os lo dije: mi pareja favorita.

Vía: YDR.com