Pues, después de todas las vicisitudes del destino, he acabado escribiendo aquí. Desde que salí del armario, se ha convertido en mi web de referencia de este bello mundo: el mundo del lesbianismo, las invertidas y las bolleras.

Soy Rubí, una friki de las series en las que aparezcan personajes lésbicos o bisexuales. Sí, soy de este tipo de personas que se puede ver una serie entera para ver ese microsegundo en el que ese personaje secundario sale del armario. Por eso, principalmente hablaré de ficciones o personajes poco conocidos. También, soy una fan de la cocina y la comida sana, así que compartiré alguna receta.

Hechas las presentaciones, ¿de qué vengo a hablaros hoy? Últimamente con la criba de verano hemos visto mucho desasosiego por las redes debido a las cancelaciones de series. Pero ¿y las series que mueren lentamente por falta de fondos? Ese es el caso de LSB The series.

LSB The series es una webserie italiana hecha por y para mujeres lesbianas o bisexuales. Es la primera serie italiana que trata la homosexualidad femenina. Y a mí, fan de los idiomas y del italiano, me ha encantado y he perdido las bragas en más de una ocasión.

BANDA SONORA

Primero, merece especial mención su banda sonora. Una canción pop-rock donde se reivindica que le regazze non dormono. Como explicaron en una de las entrevistas, querían decir que las chicas no duermen porque también salen de fiesta para pasárselo bien. Os pongo el enlace de la cabecera, ya que la canción completa no está disponible en YouTube, sino en Spotify.

PERSONAJES

Ahora sí, el argumento de la historia. A simple vista, son un grupo de chicas LGTB a las que sigues en su día a día por la ciudad de Roma. La historia gira en torno a Benedetta, la chica hetero (porque siempre tiene que haber una). Es una chica tímida y poco segura de sí misma.

Esta chica cruzará su camino con Nick, a lo que yo he bautizado como la Shane italiana (si la veis, entenderéis por qué). Es una chica segura, un poco andrógina y muy sexy.

Esta chica a su vez tiene amigas que la acompañan en esta aventura de ser lesbiana. Tenemos a la adorable Filo, personaje que amas por narices porque es el amor y el motor de la serie. Es la positiva y la risueña del grupo.

Las otras son una pareja de lesbianas al uso. Una de ellas está muy fuera del armario (Giulia) y sufre porque su amada (Martina) está en el armario al fondo, junto a las mantas.

LA CANCELACIÓN

Como veis, todo esto es una bomba de relojería para crear una buena serie y así es. ¿Entonces? ¿Por qué la han cancelado? La historia tiene miga; así que sírvete una taza de café o té y relájate.

Es una serie que empezó con 0 presupuesto. Si veis el primer capítulo, os daréis cuenta de los planos y la calidad de la imagen. No por eso la historia era mala, todo lo contrario. Es una serie divertida, llena de escenas que nos hacen recordar a nuestra amada Chica busca chica o, si miramos un poco más lejos, a The L Word. La plataforma que utilizaron para subir los capítulos era YouTube (siguen estando todos disponibles, así que pinchad para echarle un vistazo, que está subtitulada).

Sacaron una segunda temporada que fue su boom. La calidad mejoró muchísimo y llegaron otras actrices que le aportaron dinamismo a la historia. En definitiva, es la temporada en la que se dieron a conocer al resto del mundo.

En el año 2016, anunciaron una temporada más, que prometía ser mucho mejor que las dos anteriores (aquí está el teaser que es prueba de ello). Sin embargo, anunciaron que necesitaban financiación. Si la calidad aumentó tanto, el presupuesto también lo hacía. Abrieron varias campañas de crowfunding para poder financiar esa temporada. Sacaron incluso dos capítulos en VimeoOnDemand para recaudar fondos. Un año y pico después, finales del año pasado, publicaron en su página de Facebook que no habían conseguido dinero suficiente y donaron ese dinero a causas sociales. Además, tuvieron la amabilidad de subir esos dos primeros capítulos, que nos dejaron con muchísimas expectativas (prometía mucho), disponibles en su cuenta de YouTube como las temporadas anteriores.

Me imagino la desilusión y frustración que debieron haber sentido. Es una serie LGTB en un país homófobo, donde se aprobó el matrimonio igualitario hace muy poco. Es un país lleno de niñas que necesitan referentes propios, de su tierra, y LSB estaba dispuesta a dárselos.

Esperemos que, en unos años, todo cambie y una cadena televisiva italiana convierta nuestra triste cancelación en un final feliz, pero de los de verdad, no los lésbicos estándares que suelen incluir alguna muerte.