Lo nuestro (lo mío) con Ryan Murphy es amor-odio total. Lo amo por cosas como Popular, como la segunda temporada de AHS, como Pose, como los papeles femeninos en general. Pero no puedo dejar de odiarlo por los finales de sus temporadas, el trato que le da a los personajes lésbicos y porque me da la sensación de que se aburre de sus propias obras y las deja morir. Sí, hablo de Glee. El caso es que, entre prisa y cuento que dirían en mi pueblo, Murphy se va a meter en otro jardín más, en este caso un jardín llamado The Politician, del que Netflix ya ha encargado dos temporadas, y con el que ya estamos OTRA VEZ entre el hacernos cruces y el dar saltos de alegría.

Ben Platt es el protagonista de la serie, un ricachón de Santa Barbara que está envuelto, de alguna manera, en las carreras políticas de cuatro candidatos diferentes. Atención a esto: su personaje CANTARÁ.

Las otras actrices de la serie son nada más y nada menos que Barbra Streisand y Gwyneth Paltrow, además de Zoey Deutch (Set It Up), Lucy Boynton (Bohemian Rhapsody), Laura Dreyfuss (Dear Evan Hansen) y, aquí está la miga croqueta, Rahne Jones. Jones es lesbiana en la vida real, según apunta Autostraddle, y como ya nos vamos conociendo con el productor, muy seguramente su personaje también sea LGBT en la ficción. El rodaje comenzará después del verano y su estreno está previsto para la primavera del 2019.

Vía: THR