Me da la sensación de que he escrito esta noticia como trescientas veces, pero oye, la actualidad manda. Después de que croquetas de medio mundo hicieran suya la historia de la Reina de Arendelle en 2013, porque ya sabéis, vivir oculta, sentirse mal, y, de repente, ser la más fastuosa de las reinas cuando te aceptas a ti misma, ha habido un runrun ensordecedor sobre la posibilidad de que Elsa fuera lesbiana *de verdad* en la segunda parte de la saga. Se lo hemos oído a la directora, a Idina Menzel, a las fans de aquí y de allá, y ahora, por fin, llegamos a mi parte favorita: las fuentes anónimas.

La fuente anónima

Esta fuente tan bonita que pongo siempre no es anónima, en realdiad: es la de la Plaza Navarra, en Huesca. 

El medio Revenge of the fans, que cuenta con cierta credibilidad, algún punto entre Tumblr y Variety, ha publicado que «ha escuchado por parte de un par de fuentes muy fiables que el equipo detrás de Frozen 2 ha dado luz verde a lo de que Elsa sea lesbiana en la secuela del exito de 2013, que actualmente está causando sensación en Broadway. Esto viene después de que Skyler Schuler, de DisInsider, dejara caer algunas pistas. Los detalles exactos permanecen ocultos, y pueden evolucionar algo ahora que se ha unido Allison Schroeder al proyecto, pero hay cierta conversacion sobre a quién ponen de interés amoroso para Elsa. No puedo decir con seguridad quien va a ser, pero encuentro mucha coincidencia en que Evan Rachel Wood se haya unido al cast«.

Sería TAN bello, pero TAN BELLO. Ojalá Disney nos de esa alegría el año que viene, cuando se estrene Frozen 2. De momento, han conseguido que las croquetas vayamos a verla en masa, eso sin ninguna duda.

Vía: Revenge of the fans