Casa Pride, Hay una lesbiana en mi sopaLisa Licata y Sherry Lau son una pareja que vive en Penn Hills, Pennsylvania. Como sucede a veces, les han tocado unos vecinos que no desearían ni para su peor enemigo, pero no unos de los que no te cogen la puerta del ascensor, sino mucho peor, unos vecinos que las acosan con consignas LGBTfobicas, y que han hecho cosas verdaderamente aterradoras, como disparar a su perro con un rifle de aire comprimido. Estas dos mujeres están bastante hartas de Ron y Iolanda, como se llaman los simpáticos vecinos, y han pensado que, si les molesta verlas, más les va a molestar ver las 24 horas del día la bandera del arcoíris, así que dicho y hecho.

Estamos en el siglo XXI. Nosotras vivimos aquí. No nos vamos a mudar. Mi familia nos acepta. Nuestros amigos nos aceptan. Si no te gusta, vive tu vida y déjanos en paz, y todo estará bien.

El resto de vecinos de la calle, por cierto, está encantado con la redecoración de la casa.

La reacción de la comunidad ha sido genial. Casi todo el mundo nos ha apoyado mucho. Estos vecinos han estado callados porque su abogado les ha dicho que no hablen.

Las dos chicas compartieron la historia en Facebook, y hay personas que han respondido super bien, como por ejemplo Sheena, que les ha sugerido que se hagan una página de crowdfunding para que la gente les done dinero para comprar MÁS pintura. DAME PAREDES MÁS GRANDES.

Vía: Mashable