La echan de casa por ser lesbianaEmily Scheck es una estudiante de negocios de 19 años en el Canisius College, de Nueva York. Todo iba *bien* hasta que sus padres, a través de sus redes sociales, descubrieron que Emily tenía novia. Es entonces cuando estos le dieron dos opciones: o se sometía a una terapia de reajuste de su orientación sexual, o le cortaban el dinero para sus estudios y la dejaban, literalmente sin nada. Emily escogió entonces el alejarse de sus padres.

Pero, claro, eso la dejaba en una situación muy difícil, porque tenía que armar de neuvo su vida. Ella quería quedarse en la Universidad junto a su novia, y seguir estudiando su carrera, pero solamente con los dos trabajos que había encontrado no era suficiente. Además, ella es deportista, y eso suponía dejar los entrenos. Afortunadamente hay gente fantástica por el mundo.

La echan de casa por ser lesbianaSu compañera de habitación, Grace Hausladen, ha puesto en marcha una página de GoFundMe con el objetivo de pagar su educación, comprarle comida y cubrir su seguro médico. Bajo el lema de “Let Emily be herself” (Dejad a Emily que sea ella misma), pedían 5000 dólares para cubrir un poco el presente, y han recaudado nada más y nada menos que 98.000 en solamente 12 días, y subiendo.

La protagonista ha concedido una entrevista al medio Buffalo News, y ha contado que  sus padres le habían enviado una serie de mensajes de texto insultantes después de descubrir que tenía una relación con otra chica. “He terminado contigo. A partir de ahora, eres independiente. Estás sola. Por favor, no contactes con nosotros o con sus hermanos”. Cuando le preguntó a su madre por qué estaba haciendo esto, su madre le respondió: “Porque me asqueas”. 

Como bien cuentan en la web del crowdfunding, “Esto no debería estar sucediendo en la sociedad de hoy. Ayúdala a sentirse aceptada. Ayúdala a sentirse como ella misma”. 

Vía: Pink news