To all the girls I’ve loved before es la sección en la que hablamos de todas aquellas mujeres que nos han enamorado en algún momento de nuestras vidas. Hoy hablamos de Debby Ryan, movimiento aún más polémico que hablar de Tana Mongeau.

Procedencia: Estados Unidos

Época: 1993-ahora (25 años)

Conocida por: Sustituta de Ashley Tisdale en Zack y Cody: Todos a bordo si hace poco que dejaste de ser adolescente, protagonista de Jessie si sigues siendo adolescente, protagonista de Insatiable si estás pagando Netflix.

Croqueteo: Heterosexual

Yo ya me enamoré con Zack y Cody, la verdad. Esta mujer es hermosa y adorable, y a medida que se ha hecho mayor, sus curvas se han hecho más impactantes. La verdad que… IMPACTANTES.

Sin embargo mi re-obsesionamiento y la razón por la que os la presento ahora en 2018 viene por la MUY polémica serie de Netflix Insatiable. Antes de verla, sabía que no iba a ser el monstruo que criticaba la gente y que simplemente sería un entretenido y absurdo show al estilo Ryan Murphy. Me equivoqué.

No, no me equivoqué en que no hiciese daño, me equivoqué en que no tuviese profundidad. Esta serie me ha transmitido algo realmente original como nunca lo había visto en otras. Esta serie es REAL, oscuramente real. Igual ya va siendo hora de acabar con todas las Hannah Montanas y las Ravens que representan a una adolescente idílica, con problemas surrealistas, cuyo error más grave en su perfecta y cristiana vida fue copiar en un examen, arrepintiéndose por supuesto antes del fin del episodio.

Patty (el personaje de Debby), no es nada de eso. Ella se plantea realmente si es una mala persona, cuál es su problema, cuál es el vacío que intenta llenar. Insatiable habla del desorden alimenticio del que nadie hablaba, y yo celebro que un creador haya ido más allá de la pobre y adorable anoréxica depresiva y perfeccionista que come en porciones mínimas para estar cada vez más delgada, pues en la mayoría de los casos esto no es así.

Aunque me gustaría no haré una crítica completa, pero te puedo decir que si este show está teniendo fans (y fans secretos tiene que tener, porque ha sido renovada… YUHUUUU), es porque es duro realismo de alguien que se está descubriendo personalmente, no siempre con respuestas positivas.

Se viene a la mente una frase de Jillian Michaels, la reina lésbica del fitness: «No puedes pensar en un cuerpo mejor. Piensa en términos de una vida mejor«. Con este mensaje por delante y basada en una historia particular surrealista, vemos una representación innovadora de un desorden alimenticio. Uno en el que Patty solo ha cambiado por fuera, pero sin haber crecido como persona. Sigue sin ofrecer ningún tipo de valor: ni para su amiga, ni para el chico que le gusta, ni para su madre ni para hacer nada. ¿Quieres saber hacia dónde va esto? Tengo un incentivo para ti:

Con este chantaje visual, te animo a darle una oportunidad. Seamos más apoyando esta clase de proyectos originales. Queremos series sobre la adolescencia duras y realistas, POR FAVOR, y las queremos ahora.