Gracias a tooooodas las películas que hemos visto a lo largo de nuestras vidas, una de las imágenes más icónicas de la Navidad y que más relacionamos con este, el momento más feliz del año para algunas y el dolor de cabeza previo más intenso para otras, es el árbol de Navidad del Rockefeller Center.

Total, que el árbol en cuestión no lo paga ni Tina Fey, ni General Electrics ni su empresa matriz Sheinhardt Wig Company, sino que, al parecer es una donación. Y este año, amigas croquetas, el árbol ha sido donado por una pareja de mujeres, Shirley Figueroa y su mujer Lissette Gutierrez.

Las dos se mudaron a una nueva casa este año, y su nuevo hogar tenía un abeto noruego de 21 metros y 12 toneladas en el jardín al que llamaron «Shelby», porque según Figueroa le notaba un espíritu femenino. Las dos mujeres no son solamente la primera pareja lésbica en donar un árbol al Rockefeller Center, sino que también son la primera pareja latina. Si estáis en Nueva York, podréis verlo hasta el siete de enero.

Vía: The New York Times