Allá por 2001, Fernando Colomo dirigió A mi madre le gustan las mujeres, una película que tristemente se considera menos en su filmografía, así como en la de sus protagonistas, unas jovencísimas Leonor Watling, María Pujalte y Silvia Abascal. En esta cinta, Rosa María Sardá sorprendía a sus tres hijas casándose por sorpresa con Eliska Sirova, y nos brindaba una historia de amores tardíos y verdaderos, y de cómo lo importante en la vida es inmutable, como por ejemplo la familia.

Ahora, 18 años después, Rosa María Sardá protagoniza Salir del ropero, ópera prima de Ángeles Reiné, en la que contraerá matrimonio con Verónica Forqué. Dos grandes nombres de nuestro cine en una comedia que tiene muy, muy buena pinta. 

Ingrid García Jonsson interpreta a Eva, una brillante abogada afincada en Edimburgo cuya feliz y prometedora vida se ve sacudida cuando su abuela le cuenta que se va a casar con la que se supone que solamente era su amiga, Celia. A Eva no le hace ninguna gracia, pero menos gracia le haría que su relación con un rico escocés de familia superconservadora se fuera al garete por la locura de la abuela, así que intenta convencer a su familia de que eso no puede ser. Sin embargo, a la familia le importa más la felicidad que las apariencias, y eso hará que Eva vaya comprendiendo qué es lo que verdaderamente importa en su vida.

Junto a las ya nombradas Rosa María Sardá, Verónica Forqué e Ingrid García Jonsson estarán David Verdaguer, Candela Peña, Mónica López, Álex O’Dogherty, Pol Monen, Malcom T. Sitté, María Caballero, Leander Vyvey, Liz Lobato y Toni Madigan. Esta coproducción hispano-lusa se rodará durante 6 semanas en diversas localizaciones de la isla de Lanzarote y en la ciudad de Oporto. En los próximos meses podremos disfrutar de Salir del ropero en los cines de todo el país.

Vía: Cine y tele

¡Gracias Rocío por el soplo!