Hace algunos días la actriz Ellen Page reprendía al también actor Chris Pratt por su pertenencia a una iglesia conocida por su discurso LGBT, y parece que no va a ser un caso aislado dentro de su compromiso con el activismo, ya que también ha criticado duramente a la tenista Martina Navratilova por unas (para mi gusto, vergonzosas) declaraciones acerca de las personas trans. Page afirma que las personas trans son uno de los grupos de personas más marginalizados, y cree que entre todos tenemos que protegerlas.

Debemos darnos cuenta de que muchas de las personas más marginadas de nuestra comunidad se han quedado atrás. Necesitamos dar un paso adelante por las personas trans porque están siendo atacadas.

Esto es un poco lo que se da en la primera clase de decencia humana, aunque a veces siga sin entenderse. Page se ha referido más en concreto a las declaraciones de la tenista, que no quiero reproducir porque me parecen, sinceramente, prescindibles, pero que ya os podéis imaginar porque no es como si los argumentos fueran una novedad. Page lo tiene también claro.

No es como si las personas no usaran los mismos argumentos para las personas lesbianas, gays y bisexuales, pero la gente también usa esa retórica para hacer que las personas trans se vean como depredadores. Es demonizante y deshumanizante. Es deplorable. En lo que respecta a esas conversaciones en el Reino Unido, y el tratamiento y ataque a los derechos de las personas trans en los Estados Unidos, es absolutamente cruel.

Vía: Metro