En esta casa, Tillie Walden es una de nuestras favoritas. Por ello, nos es muy difícil esconder lo mucho que disfrutamos con todas y cada una de las novelas gráficas que caen en nuestras manos. Hace un par de horas que terminé En un rayo de sol y no hace más que confirmar que todo lo que dibuja y escribe es oro puro. Este se va directo a la lista de cómics favoritos de este 2019.

Publicado primero en forma de webcómic, ahora ha sido recogido y publicado como novela gráfica, En un rayo de sol es la primera incursión de esta Texana de veintipoquitos años en la ciencia ficción. Sigue sin alejarse de las historias intimistas y de ahondar en los sentimientos de amor y de pérdida pero, a diferencia de Piruetas o I love this part, esta vez la sitúa en una galaxia muy, muy lejana. Nuestra protagonista se llama Mia, a quién la conocemos durante el instituto y cinco años después, cuando encuentra trabajo restaurando construcciones espaciales antiguas y abandonadas. Lo que parecen historias paralelas, tendrán más en común de lo que aparentan a medida que se vayan sucediendo las viñetas.

Siempre dije, y no me canso de repetir, que con Tillie menos es más. Como ejemplo de «simple» en el diccionario, aparecen sus ilustraciones. Esto no es algo negativo, sino que todo lo contrario. Consigue que sus dibujos sean más efectivos y toquen las teclas que ella quiere tocar en el lector. Prescinde de detalles inútiles o superfluos que puedan desviar nuestra atención de lo importante.

Con un Eisner bajo el brazo por Piruetas, haciéndola la persona más joven en ganarlo, es una artista tremendamente prolífica. En un rayo de sol es la última de sus ya cinco novelas gráficas publicadas, y demuestra el inmenso talento que tiene. Walden hace tiempo que ha encontrado su voz y su estilo y no tiene dificultad alguna en trasladarlo a las viñetas y hacernos disfrutar con sus historias tan personales y desgarradoras. Su carrera no ha hecho más que empezar y no puedo estar más emocionada por todo lo que todavía nos tiene que ofrecer.

Si os gusta Tillie Walden, En un rayo de sol no os defraudará. Si todavía no habéis leído nada de ella, este es el libro perfecto para zambulliros en su obra.