Estoy disfrutando tantísimo con Skam España que no sé ni si debería estar escribiendo este artículo. ¿Por qué, por qué dices eso, querida Marca?, os preguntaréis. Pues porque la mitad va a estar escrita en mayúsculas, y la otra mitad voy a ser yo diciendo que ME ENCANTA TODO (ahí van las primeras mayúsculas).

No ha visto la original noruega, así que cada vez que abro un clip para mi es totalmente sorpresa, y últimamente es casi casi como el Día de Reyes. Si sois tan nuevas como yo, os diré que la serie, que emite episodios cada semana en Movistar plus, va desgranando esos episodios a lo largo de la semana en forma de pequeños clips de video que se van publicando en horario real, y sin ningún tipo de aviso. Es decir, que si se lanza un clip a las diez de la mañana de un martes, lo más probable es que Cris, Viri, Eva y compañía estén en el instituto, y si es a las doce de la noche de un viernes, los veremos de marcha. Es un formato que lo ha petado FORTÍSIMO en todas sus versiones, desde la original hasta otras como la holandesa o la francesa, y que en España ha cambiado la línea argumental de su segunda temporada virando sin mirar hacia atrás al croquetismo.

Joana ha llegado a mitad de curso al instituto y a Cris, que siempre le han gustado los chicos, le ha hecho tilín. En la serie no explican mucho más, pero es que tampoco hace demasiada falta. Como dirían Laura y Sandra de Poco se habla Podcast, han quedado una vez fuera de su clase y han hablado por whatsapp tres veces para hacer un trabajo, Y A NOSOTRAS NOS DA IGUAL. A veces, cuando te gusta alguien, te gusta porque sí, y ya está. Hay gente que se conoce en un crucero, estas dos se han conocido en unas escaleras mugrientas fumando después de que Cris robara una bolsa de pastillas. Todo bien. A sus nietos les encantará esta historia.

En los últimos días todo se ha acelerado de una manera BESTIAL, y yo es que NO PUEDO MÁS CON LOS FEELS. El viernes Cris pasó de su amiga Amira, con la que había quedado para comprar un regalo de cumpleaños (otro rato comentamos la mierda que le han comprado a la pobre Viri) porque estaba muy ocupada haciendo ESTO Y, sobre todo, ESTO.

Pero por favor. PERO POR FAVOR. ¿Es el mejor primer beso de lo que llevamos de año y muy probablemente de bastante más tiempo? Ya te digo yo a ti que sí. Después de esto, han pasado una semana raruna, hablando un poco por whatsapp, con Cris teniendo un poco de drama con Rubén, el chico con el que se enrolló MIRANDO A JOANA ES QUE NO PUEDO MÁS, y con una Joana que le parte el corazón porque, mientras mira a Cris por la ventana, se va con su novio.

En este punto, Cris está jodida y llena de dudas. Pero menos mal que encuentra apoyo en Amira, a quien le cuenta que le gusta una chica, y que además tenía miedo de decírselo porque no sabía cómo iba a reaccionar. ¿Os suena esto? Es la historia de salir del armario por excelencia. Es pensar que te vas a quedar sola, para inmediatamente darte cuenta de que no, de que las verdaderas amigas se quedan pase lo que pase.

El caso es que Cris ha seguido el consejo de su amiga, y se ha hecho la dura con Joana en clase de literatura. Pero la argentina no es tonta, y a la salida del metro, ahí estaba esperando para explicarle unas cosas, como por ejemplo que ha dejado a su novio. Por ella. Porque le gusta. Mucho. MUCHO.

Cuando conozco a alguien que me gusta mucho, no paro hasta que lo consigo. Y tenés la mala suerte de que me gustás.

Me está gustando TANTÍSIMO cómo están llevando todo en la serie, lo bien que lo hacen las actrices, el formato, que me tiene loca, y en general todo lo que rodea a la producción de la serie (hoy, antes de hablar con Cris, Joana ha borrado las fotos de su novio DE VERDAD en la cuenta que tiene en Instagram), que Skam se ha convertido en la serie que más estoy disfrutando ahora mismo. Que no acabe NUNCA.

1 Comentario

Comments are closed.