¡Hola, croquetillas! Esta semana va a ser otra reseña breve, pero no falto a la cita semanal. No mentiré, esta serie dejé de verla a los tres capítulos o así, no me gusta, pero no creo que esté mal. Se trata de “Machikado Mazoku” (literalmente, la demonio de la esquina de la calle).

Como digo, es una parodia, que normalmente me gustan, pero esta no me ha cuajado. No me parece mala, solo que no me convence ni el diseño [muy lolis para mi gusto] ni la trama.

Momo y Yuuko

¿De qué va? Pues Yuuko despierta un día con sus poderes de demonio activados. Debe derrotar a la luz. Pero ella es una chica normal, todo esto le viene grande y es una novata, que tiene que ir aprendiendo el oficio de demonio. La gracia reside en que Momo, la magical girl experimentada, le ayuda como puede. Que a mí esto me parece un poco chorra, pero vale.

¿Hay croqueteo? No sé. A ver, quedan cuquis las dos crías, tienen una relación rara, porque deben ser enemigas, pero no discuten nunca, al contrario, lo poco que vi se ayudan a cada situación. Yuuko intenta a cada capítulo hacer una maldad con sus poderes, para derrotar a la luz o será una deshonra para su familia. Y cuando tiene problemas, aparece Momo y le ayuda, sin hacer el mal, pero le echa un cable. Yuuko acepta siempre la ayuda. Por supuesto, todas las situaciones dentro de la parodia.

Yuuko usando sus poderes

¿La recomiendo? Pues no sé, sinceramente. A mí me pareció sosa, la verdad, o quizás no vi demasiado, pero 3 capítulos de 12 me parecen buen margen para saber si una serie convence o no. No tiene tampoco mal humor, solo algo simple y previsible. Es una parodia no ofensiva, pero muy predecible. Supongo que, si no hay otra cosa a mano, pues no es mal opción, porque mala tampoco es.

La semana que viene sí habrá un artículo más elaborado que estoy preparando, que hoy me ha pillado un poco el toro al no ser una semana fácil.

¡Gokigenyou!