InicioActualidadLa Libertad del Viento

La Libertad del Viento

Publicado

¡Gokigenyou! Hoy no uso mi tradicional “gokigenyou, croquetillas”, porque este artículo va dirigido a muchas personas. No solo a quien quiera leerlo, esta vez es un grito que quiero que alcance a mucha gente. Por tanto, este artículo tendrá varias partes explicando muchas cosas, porque además he pedido a gente de twitter difusión. No pretendo ser ninguna Jeanne d’Arc abanderada de nada, pero sí gritar y quejarme de cosas que creo que están mal.

Primero, una pequeña presentación personal. Me apodo Nanaho, mucha gente en internet me llama así, es mi pseudónimo desde hace ya muchos años. Siempre saludo con “gokigenyou”, es una expresión japonesa que no tiene traducción literal, se usa tanto para saludar como despedirse y viene a significar que deseas a esa persona que tenga el mejor día posible. Siempre me ha parecido una expresión preciosa. Aparte, tengo mis motivos personales para usarla [que se resumen en que soy simple y como fan tengo mi orgullo]. Desde hace ya mucho tiempo me encargo de hacer el artículo semanal en esta página sobre animes con tramas lésbicas o feministas.

Segundo, aparte de hacer reseñas muchas veces hago artículos variados donde intento mostrar o curiosidades o meto opiniones personales de temas variados todos dentro de la animación japonesa. Hoy va a ser una opinión personal, pero sobre el destrozo injusto que han hecho a un personaje en concreto. Porque como mujeres y como lesbianas o bisexuales no podemos consentir semejantes destrozos. Sinceramente ya con ser mujeres deberíamos sentirnos muy atacadas, pero nos afecta a varios niveles.

Tercero, sí, voy a hablar de un personaje de anime. Sé que no es real, pero representa a muchas personas. Veo injusto que podamos tener como ídolos a personajes ficticios de novelas o películas, pero sea infantil tratar igual a un personaje ficticio con otro formato. Realmente mi queja es muy amplia, porque muchas fans del anime tenemos como ídolo o referente a este personaje y es muy injusto lo que está pasando, que es un reflejo de la realidad que estamos viviendo. Me da igual que no sea real, pero tiene unos valores y muestra un referente que sinceramente siempre veré como valioso. Porque gracias a ella soy como soy, porque ella me ayudó a aceptarme. Porque yo soy válida y ella también.

Porque esto genera problemas a vete tú a saber qué mente con problemas

Este artículo lo hago porque ya estoy harta de muchas cosas y toca explotar. Hace unas cuantas semanas hice un artículo donde comentaba que me daba igual que Sailor Moon Crystal se retrasara porque es una mierda. Vaya, yo quería ser comedida y empiezo fuerte. Ya me conocéis, supongo y espero. Fuera bromas, voy a explicar por qué es una mierda. Porque lo es. Y me niego a usar otras palabras. Realmente estoy siendo suave. En estos momentos sé que cierta amiga mía debe estar rota de la risa o preparando palomitas. Bien, empieza el espectáculo.

Me conocéis. Y a quien no me conozca os comento por encima. Sí, me gusta el anime, aunque esto pueda quedar poco maduro o sea algo criticable. No, no me gusta todo el anime, tengo criterio. Aparte, me gustan muchas cosas más. Sí, voy a defender a capa y espada a un par de personajes ficticios que, aunque no existan, tienen unos valores. Valores importantes. Valores que han vetado y mutilado. Porque las mujeres molestamos. Me da igual que sean unos muñequitos imaginarios. Han censurado cosas porque molestan y no gustan. Porque no son mujeres sumisas tradicionales. ¿Soy muy dura? ¿Una exagerada? Bueno, leed y juzgad.

Sabéis, o comento a la gente nueva, soy súper fan de Haruka y Michiru de Sailor Moon. Son la pareja lésbica que aparece en la tercera temporada. En el capítulo 90 [del orden total de la serie] aparecen de refilón y a partir del 92 empieza el espectáculo. Bueno, eso en la adaptación del primer anime de los años 90. Pero esto tiene a su vez muchos matices. La autora del manga [cómic] original es una homófoba bastante retrógrada. Entonces, ¿cómo crea a una pareja lésbica siendo homófoba? Bueno, ella no considera a Haruka mujer. Si nos remontamos a la mitología griega [oh, sí, tengo muchos datos de todos los colores, no me subestiméis], Urano era una diosa de otra cultura, al llegar los griegos adoptaron a la divinidad convirtiéndola en dios. Masculinizaron a Urano. ¿Qué tiene esto que ver? Mucho, porque Haruka, la masculinizada, es Sailor Uranus. No es casual que la chica “no tradicional” sea convertida en hombre porque es lo que conviene.

Con ningún otro personaje hicieron un cambio tan radical, de verdad, es para hacérselo mirar

Explico mejor lo que quería hacer la autora, Naoko Takeuchi. Ella siempre consideró a Haruka no mujer. O bien hombre trans. Lo que sea, pero no una mujer. Por lo que su novia es una mujer heterosexual. Si consideramos que Haruka no es mujer, no hay relación lésbica. Realmente la señora Takeuchi tenía ideas muy curiosas sobre lo correcto e incorrecto. Que un universitario de 20 años salga con una chica de 15 está bien [este dato es real, Mamoru es mayor de edad cuando empieza la serie, es universitario y sale con Usagi que tiene 14]. Que una chica salga con otra chica está mal. Nunca consideró la relación entre Haruka y Michiru lésbica porque Haruka no era mujer para ella. Tampoco Seiya, que cuando aparece se enamora de Usagi, Seiya no es mujer para ella, recordemos que los Starlights de la quinta temporada son mujeres que se disfrazan de hombres para pasar inadvertidas por un motivo que jamás sabremos entender. Bueno, a ver, desapercibidos pasaban, no podemos negarlo. Pero este cambio de sexo jamás lo entenderé, aunque la transformación tenía su punto. Me vuelvo a poner seria…

Pero, aparte de lo que quisiera la señora Takeuchi, el anime de los 90 sí dejó claras ciertas cosas. Haruka es una mujer y su pareja es Michiru, mujer bisexual. Aquí lo hicieron bien. Lo bonito de Sailor Moon es que tienes chicas de todos los colores y siempre puedes identificarte con alguna. Yo, aunque no mido 1.80 ni soy rubia ni piloto motos o coches, me identifico con Haruka. Aunque sea un dibujo animado, me da igual. Es lo que representa y lo que nos quieren robar. Tanto con este personaje como con quienes somos así. Haruka es una mujer que no sigue lo marcado por la sociedad. ¡Pero es mujer! Es innegable. El personaje lo dice al final del capítulo 92, “en ningún momento dije que fuera un hombre”. Que la gente haya interpretado por su comportamiento que no era mujer es solo fruto de las imposiciones de la sociedad. Pero es una mujer y una mujer válida. Y Michiru igual. Michiru sí es más femenina, ¿por qué no puede fijarse en Haruka como mujer? Michiru es bisexual, esto también lo dan a entender claramente a lo largo de la trama. ¿Está mal que Michiru sea bisexual? Parece ser que a la señora Takeuchi sí le parecía mal. Porque si Haruka es un hombre, Michiru es heterosexual.

Claro, esta visión del anime de los 90 no gustó a la autora, porque desmontaba su homofobia. En el aniversario 25 de la serie hicieron Crystal, un remake. Este remake se basó en el manga, homófobo y retrógrado, eliminando todo lo bueno que aportó el anime de los 90. Aparte, aprovecharon la invasión queer para dar a entender que Haruka no es una mujer, sino algo binario o un hombre. Pero es que esto lo que hace es borrar a Haruka como mujer y esto tiene consecuencias. Consecuencias muy graves e importantes. Recordemos que la autora siempre dibujó a Haruka de forma muy diferenciada cuando va de civil a cuando va de Sailor. El cambio físico es de chiste, aparte de absurdo. Todas las chicas de la serie el único cambio que tienen es la ropa, pero se las identifica sin problemas. A Haruka no, a Haruka le cambia hasta el cuello. De verdad que es insultante. El físico cambia de forma abrupta para mostrar esa ¿dualidad? Es que de verdad que me parece absurdo.

Esto da pie a varias preguntas, que es lo que quiero plantear. ¿Qué problema hay en que Haruka sea una mujer? Porque a la autora le parece un problema y por eso prefirió crear un segundo anime donde cambiaba a ese personaje a su gusto y antojo. ¿A quién hace daño que Haruka sea mujer? Esto es fácil, a los misóginos. Y no solo afecta a Haruka, afecta a Michiru. El mensaje que se lanza es que una chica que sea parecida a Haruka no es una chica, sino que debe transicionar a chico. Y si eres como Michiru y te gusta una chica como Haruka, no es que te gusten las chicas, a ti te gustan los chicos, porque Haruka no es mujer. ¿Se ve el daño que se ha hecho? O lo digo de otra forma, si no veis el daño hecho, deberíais replantearos muchas cosas, de verdad lo digo.

Esto no va de defender a unos píxeles o muñequitos imaginarios, es que esto lo estamos viendo día a día en muchas facetas. Esto es una anécdota más para la colección. Pero la maldición de la lesbiana muerta en diferentes series no es nada en comparación a cambiar totalmente a un personaje para “corregir” comportamientos. ¿En qué se diferencia esto a esos seminarios para curar la homosexualidad? Poca diferencia veo yo. Y el problema de modificar a estos personajes es que la gente que vea estas series renovadas van a tener un punto de vista modificado. ¿Sabéis a cuántas chicas han ayudado estas dos en los 90? Aunque sean píxeles, han ayudado. A mí me ayudaron en su momento. No sabéis lo complicado que es a veces encontrar referentes. La sociedad siempre ha marcado que una mujer es así o asá, y es lo mismo que marcan ahora ciertos sectores.

No os dejéis engañar, no porque lo diga yo y yo tenga la verdad absoluta, no, no es eso. Es que hay que ver este cambio lo que realmente pretende hacer, no solo con este personaje. ¿Por qué recuperar en Crystal esa personalidad no femenina de Haruka? Porque inicialmente era el mensaje de una autora homofóbica que considera que una mujer no puede ser así. ¿Es justo que Haruka no sea una mujer? No, en absoluto que no. Lo que da a entender es que está mal ser mujer y lesbiana de esa forma. Y Michiru igual, no puedes ser bisexual, eres hetero y te gustan los chicos. Y a quien defienda que Crystal está bien con este punto de vista feminista no es, ya lo digo sin tapujos.

Si esto te molesta, por lo que sea, háztelo mirar que tienes un poco de misoginia

Si a una lesbiana en una serie la matan o cambian de sexo es porque molesta que sea como es y creo que esto es muy criticable. Porque un cambio de sexo es una muerte moral, estás rehaciendo al personaje según tus apetencias que no criterios. Y no se puede permitir este trato a las mujeres. ¿Hasta cuándo van a seguir diciéndonos cómo debemos ser?

Por favor, no permitáis que maten al viento.

¡Gokigenyou!

Últimos artículos

¿Y si estudio el Grado Medio de Técnico en Farmacia y Parafarmacia?

Se acerca el final de junio y, bien estás terminando 4º ESO o bien...

Cara Delevingne celebra su segundo aniversario junto a su novia, Minke

Good old times cuando Cara Delevingne nos daba salseíllos día sí, día también. Estaba...

‘La casa de las magnolias’, colocar las piezas en su sitio

La casa de las magnolias es la historia de Amelia, una joven descarada y...

Dot Travel, una escapada al centro de tu placer

En varias ocasiones te he hablado del gran viaje que tuve la suerte de...

‘Anatomía de Grey’ nos sigue dando la vida (y nos la sigue quitando)

Dice el tango que veinte años no son nada, pero en veinte temporadas a...

Pese a quien pese, la historia de ‘Sueños de Libertad’ es coherente

Hace unos días os contaba como lo que me estaba robando la vida, en...

Ay, #Mafin, qué me habéis hecho

Empezó sin hacer ruido y con un papelón, el de sustituir a Amar es...

Programa de ‘Cinema fuera de lugar’, programación LGBT de la MIFDB

Del 26 de mayo al 3 de julio en diferentes plazas de Barcelona  Con la...

Dakota Johnson sale del armario en su treintena en ‘Am I ok?’

Sinceramente, no dábamos ya un duro porque este proyecto se estrenara fuera de su...

Hablemos de salud íntima: la vaginosis bacteriana

Todas tenemos clara una cosa, y es que el placer sexual es algo importante...

Tenera 2, controla este succionador con tu móvil… o el de quien tú quieras

Los succionadores, en sí mismos, tienen algo de privado. Tal vez porque fueron los...

‘Las largas sombras’: todo lo que nos gusta (incluída Elena Anaya)

Una ya tiene una edad, y estos ojitos han visto muchas cosas. Muchas. Y,...

Eclipse, el kit para iniciarse en el BDSM

Este año hará una década que lo dejé todo para pasar unos meses en...

Sophia Bush sale del armario y habla sobre su relación con Ashlyn Harris en una emotiva carta

Era octubre de 2023 cuando contábamos las primeras pistas sobre la incipiente relación de...

Julianne Moore, con enaguas y a lo loco en ‘Mary & George’

Hay géneros que son, directamente, mi rollo. ¿Detective calmadito que revuelve un crimen solamente...

Más como este

Cara Delevingne celebra su segundo aniversario junto a su novia, Minke

Good old times cuando Cara Delevingne nos daba salseíllos día sí, día también. Estaba...

‘La casa de las magnolias’, colocar las piezas en su sitio

La casa de las magnolias es la historia de Amelia, una joven descarada y...

Dot Travel, una escapada al centro de tu placer

En varias ocasiones te he hablado del gran viaje que tuve la suerte de...

‘Anatomía de Grey’ nos sigue dando la vida (y nos la sigue quitando)

Dice el tango que veinte años no son nada, pero en veinte temporadas a...

Ay, #Mafin, qué me habéis hecho

Empezó sin hacer ruido y con un papelón, el de sustituir a Amar es...

Dakota Johnson sale del armario en su treintena en ‘Am I ok?’

Sinceramente, no dábamos ya un duro porque este proyecto se estrenara fuera de su...