¿2021 será mejor que 2020? No tengo ni idea, lo que sí te deseo es que tengas muchos más orgasmos que el año pasado. Además, LELO dice que si no te ha tocado la lotería te toques tú, así que no hay excusa: hoy te digo por dónde empezar.

IMG 4581, Hay una lesbiana en mi sopa

La novedad de esta marca sueca tiene solo unos pocos días de vida y un nombre encantador, SILA. La definen como “un masajeador de clítoris sónico”, porque lo que te estimula son sus ondas sónicas, igual que hacía SONA Cruise.

IMG 4571, Hay una lesbiana en mi sopa

En este caso, SILA tiene una peculiaridad que me encantó desde el principio: una boquilla más grande de lo habitual. De hecho, creo que es la más grande que había visto nunca en un juguete de este tipo, incluso en aquellos que traen boquillas adicionales para que puedas acoplarlas. La ventaja es evidente: no solo tiene acceso a la punta del clítoris, sino que abarca una zona más amplia y, por tanto, estimula más terminaciones nerviosas. Por eso es ideal también para estimular otras zonas del cuerpo como, por ejemplo, los pezones y aureolas.

IMG 4572, Hay una lesbiana en mi sopa

Otra de las características más llamativas de este masajeador es su forma casi casi redonda. Como siempre, LELO ha creado un diseño elegante y visualmente bonito con esos círculos dorados que hacen que reluzca. En mi experiencia, su aspecto curvo hace que sea mucho más fácil de sostener y de manejar durante la masturbación. En ocasiones me gusta jugar con la presión que ejerce el juguete y, gracias a su tamaño y diseño, la controlo más y mejor.

SILA es agradable al tacto con su silicona extrasuave. También lo es en la boquilla: la parte exterior es flexible y se adapta perfectamente la anatomía de la vulva.

SILA tiene 8 modos de estimulación. El primero ofrece ondas suaves y constantes y, en los siguientes, encontrarás diferentes patrones. Por supuesto, también puedes controlar la intensidad en cada uno de los modos. Es potente, revolucionario y más silencioso de lo que imaginaba. Piensa que, como todos los productos de este tipo, se reduce bastante el ruido en cuanto entra en contacto con el cuerpo.

IMG 4576, Hay una lesbiana en mi sopa

El juguete tiene la interfaz de tres botones Insignia, ubicada de forma inteligente en la parte superior. Si tienes otros productos de la marca ya sabrás cómo funciona; a mí me encanta que, con cada nuevo artículo, mis dedos se encuentren otra vez con este sistema tan familiar. Se enciende con el botón + y también se puede usar para incrementar la intensidad. Presiona () para cambiar el modo y – para reducir la intensidad. Si quieres apagarlo, pulsa () varios segundos.

Como SILA es 100 % impermeable puedes usarlo bajo la ducha o en la bañera. Siempre recomiendo que le des una oportunidad a la experiencia de usar los juguetes en un baño, pero con este te lo aconsejo encarecidamente. La sensación de desliz que se crea con el agua es de otro mundo.

IMG 4570, Hay una lesbiana en mi sopa

Sabemos que un LELO no es cualquier juguete, por eso encontramos otras comodidades. Entre ellas ese packaging de lujo, la funda de satén para guardarlo y el código para activar tu garantía de 1 año y de 10 años de calidad. Asimismo, es recargable. Bastarán dos horas de carga para otras dos de juego.

En pocas palabras: SILA ha venido para darte los primeros orgasmos del año y van a ser transformadores. Bendita sea la boquilla ancha de este juguete que estimula mucho más de lo que necesitamos, pero que nos lleva muy lejos con sus vibraciones sónicas. La nueva apuesta de LELO es discreta, potente y placentera.

Consigue tu SILA AQUÍ.