Siempre que voy con mis amigues a alguna tienda erótica les hago un shop tour. A mí me encanta descubrirles juguetes y ver sus caras de sorpresa cuando les enseño la tecnología revolucionaria más reciente. Pero hay un producto que muestro todas las veces: el impulsor de turno. Suele estar colocado en un expositor con un balancín y, al presionar el botón, esa especie de columpio empieza a moverse de un lado a otro. Frenético.

La marca alemana Fun Factory es pionera en este tipo de artilugios de placer. Hace años que lanzaron el primero al mercado y ahora Sundaze se une a la colección. Tal y como lo vemos en la foto puede parecer otro vibrador que estimula la zona G, pero este juguete tiene una punta plana muy interesante y muchas particularidades.

IMG 4585, Hay una lesbiana en mi sopa

De hecho, Sundaze tiene tantas funciones que yo no sabía por cuál empezar. Crea pulsaciones, pequeños golpes, aleteos, sacudidas y vibraciones. Por si fuera poco, con todo este programa destinado al placer, la variedad de opciones logra estimular tres tipos de terminaciones nerviosas distintas, a diferencia de los vibradores convencionales, que solo estimulan un tipo.

Además, me encanta el concepto que explora Sundaze. Fun Factory no quería diseñar otro juguete con el que alcanzaras el orgasmo, sino que pretende que te descubras. Que pruebes todos los modos, funciones y formas de estimularte y te rindas al placer con calma. Ya tenemos bastantes responsabilidades en el día a día como para que la masturbación o el sexo se convierta en algo automático y programado, ¿no te parece?

Sundaze tiene tantos modos que no puedo ni contarlos. Tal vez por eso me hice un lío con la interfaz al principio, así que agradecerás tener cerca el manual para seguir el viaje que te propone este juguete:

Aun así, una vez te acostumbras ya lo tendrás por la mano. El botón FUN es para encender y apagar, mientras que el + es para cambiar el patrón o subir la intensidad y el – para volver al patrón anterior o bajar la intensidad. En total, encontrarás vibraciones (patrones 1 a 3), toques (patrones 4 a 6), empujes (patrones 7 a 11) y modos dinámicos (patrones 12 a 15).

IMG 4588, Hay una lesbiana en mi sopa

Lo que hace la tecnología, ¿eh? Como la función de memoria de este juguete, que te permite guardar tus ajustes favoritos pulsando hasta que suene u par de veces.

Dejarte llevar con Sundaze será inevitable, y también podrás hacerlo bajo el agua, porque es 100 % resistente al agua. Funciona con batería y se carga con un cargador magnético; requerirá unas 5 horas de carga para 3 de disfrute. 

IMG 4590, Hay una lesbiana en mi sopa

Poder usar este juguete en modo manos libres, para mí, lo cambia todo. La masturbación parece que se vuelve más dinámica y esas fantasías donde no estás a solas tienen más sentido que nunca.

Al no tener que sujetar Sundaze, que sea un poco más pesado que otros productos por el motor que requieren los impulsores prácticamente no importa.

Me he ido por las ramas con las funcionalidades y no te he contado nada sobre el tamaño y la apariencia. No es demasiado largo y tiene un diámetro de 3,5 cm., ni mucho ni poco, por eso es probable que entren con comodidad, aunque te aconsejo que uses lubricante de base agua para que la inserción sea mucho más agradable. Asimismo, está disponible en color rosa fucsia y verde pistacho, que es encantador.

A mí los impulsores me encantan y siempre los he recomendado, sobre todo, a esas personas con experiencia en la juguetería erótica. Sin embargo, Sundaze es un perfecto primer impulsor: reúne lo mejor de ellos al tiempo que te guía en un camino de experiencias totalmente nuevas.

IMG 4586, Hay una lesbiana en mi sopa

Como este juguete se centra en el interior de tu vagina y la mayoría de las personas con vulva necesitamos estimulación externa, es bastante posible que te haga falta un poco de ayuda en tu clítoris para alcanzar el orgasmo. Hay un montón de opciones: alguna crema que te estimule el clítoris, un masajeador externo o el contacto de tus dedos. No obstante, también le puedes dar uso externo. Una buena opción es colocarlo entre los muslos y que te vaya estimulando con los impulsos.

Con respecto al packaging, el juguete viene precintado y bien protegido, con un embalaje respetuoso con el medio ambiente. También incluye una bolsita de tela para guardar tu Sundaze mientras no lo estés utilizando (novedad de los últimos lanzamientos de la marca).

IMG 4589, Hay una lesbiana en mi sopa

Para terminar, ¿qué hay del precio? Fun Factory se encuentra en la categoría de juguetes de gama media-alta por la calidad de sus materiales y la innovación de sus productos. Sundaze tiene un precio por encima de la media (si hablamos de juguetería en general), pero es el impulsor más barato de la marca. Si tuviera que hacerme con uno, no me lo pensaría.

En definitiva, Sundaze es una apuesta segura para darle una vuelta a tu forma de sentir placer y convertir esas sesiones a solas o en pareja en momentos más conscientes. La tecnología más avanzada y pensada al servicio de tu cuerpo, para que te dejes llevar y descubras una forma estimularte que no conocías hasta ahora.

Consigue tu Sundaze AQUÍ.