Irma Testa Boxeadora Olimpica , Hay una lesbiana en mi sopa

Irma Testa forma parte del equipo olímpico italiano, y este verano se alzó con una medalla de bronce en su categoría, después de llevarse también el campeonato de Europa. Ahora, en una entrevista para Vanity Fair Italia, la boxeadora ha hablado públicamente por primera vez de que le gustan las mujeres, aunque evita etiquetarse en todo momento.

“Las personas que me rodean lo saben desde hace años, pero creo que ahora es el momento de decírselo a todo el mundo. Hablar de orientación sexual en el mundo del deporte tiene un valor especial, porque a los campeones se les pide que sean perfectos. Y para muchos la homosexualidad sigue siendo una imperfección. Por temor a dañar su imagen, muchos deportistas guardan silencio y se esconden. Para mí también era así hasta hace unos meses. Pero esa medalla de Tokio se ha convertido en mi escudo: ahora que la atleta Irma está a salvo, la Irma femenina puede ser sincera»

Irma Testa 1 Scaled, Hay una lesbiana en mi sopa

Una vez más, parece que las personas LGBT tenemos que ser mejores en lo nuestro, sea lo que sea, para poder legitimar que no sigamos la heteronorma. Pero hay que decir también que Italia tiene un serio problema con la LGBTfobia, como se pudo ver en el propio parlamento hace unas semanas, donde con los votos de la ultraderecha se votó en contra una ley contra la discriminación, y muchos diputados estallaron en aplausos. Al hilo de esto, sigue Irma.

«Si me he sentido protegida y segura en los últimos años es por la armadura que llevo, por mi carácter: soy una mujer fuerte por naturaleza. Pero no todos son así. Hay personas que sufren discriminación, que son intimidadas, que son incapaces de construir una vida porque no saben cómo relacionarse con una sociedad que les es hostil. Todo ser humano debe estar protegido y seguro. O al menos protegido. ¿Quién puede protegerte sino el estado, sus instituciones, sus leyes? Todavía hay demasiadas personas discriminadas y eso no es bueno. Ya no es bueno. No puedo hacer mucho, pero puedo, al decir la verdad sobre mí, también decir que no pasa nada. «

La existencia de referentes públicos es fundamental para que, poco a poco, se nos deje de ver como ajenas y nos convirtamos en propias. En fin. Bien por Irma, uno de las pocas personas públicas que ha dado este paso en su país.

Vía: Vanity Fair